Noel Manzanares Blanco – Cubainformación.- Sus ascendentes frutos artísticos en los últimos años devienen de lo más representativo de nuestras Cultura y Patriotismo


Víspera del 17 de Diciembre de 2014, conocí que ese día La Habana haría pública una declaración que resultó ser la “Alocución del Presidente [Raúl Castro]: Los Cinco ya están en Cuba” (1). Ello me provocó una Emoción indescriptible que se acentuó en la medida que escuché Me dicen Cuba —de la autoría e interpretada por Alexander Abreu y su Habana D' Primera (2)— con lo cual la TV Cubana, que transmitió ese momento histórico, cerró el suceso informativo.

Así —cargado de Júbilo Revolucionario— comenzó mi identificación con este Alexander que tanto aporta desde sus Letras y Música a nuestra Cultura Nacional.

Con el tiempo, mi admiración por este Líder en el concierto jazzístico y bailable cubanos y en el extranjero ha crecido sin cesar. Poco extraña, pues, que me sume al Rechazo categórico que aumenta cada vez más, incluido el del Presidente Díaz-Canel (3), por el insulto del que ha sido víctima facturado en el “Norte revuelto y brutal” (4) —igual que hago vs. otras injurias en casos semejantes (5).

En este minuto, recuerdo que aplaudí a Randy Alonso cuando asumió que Alexander Abreu es “un imprescindible de la vanguardia de la música cubana, reconocido incluso por críticos y publicaciones internacionales”; además de expresar:

“Alexander Abreu es un defensor de obra y palabra de la calidad del arte. Y por eso puede entenderse que un Maestro como Adalberto Álvarez escuchara emocionado en ese propio programa [23 y M de Cubavisión] la versión que el cienfueguero le hiciera a uno de los más reconocidos temas del Caballero del Son. ¡De lujo!

“[…] me gustaría pensar que en el alma y la lógica de Alexander Abreu viven las enseñanzas del maestro Gonzalo, aquel que lo encaminó por la música y los buenos andares en el emblemático Grupo Ismaelillo de Cienfuegos. Siembra valores que recogerás buenos frutos” (6).

¿Acaso es necesario aludir a otras características de este Abreu para brindarle una prolongadísima Ovación?

Concluyo: considero que los ascendentes frutos artísticos de Alexander Abreu en los últimos años lo sitúan entre lo más representativo de las Cultura y Patriotismo en la Mayor de las Antillas. Es él un auténtico enriquecedor de nuestra Identidad (7) y, por tanto, generador de orgullo en el grueso de cubanas y cubanos vs. la antipatía Made in USA/lacayos del patio condenada a la frustración. ¡Amén!

Referencias:

1.- http://www.cubadebate.cu/opinion/2014/12/17/alocucion-del-presidente-cubano-los-cinco-ya-estan-en-cuba/.

2.- http://www.cubadebate.cu/fotorreportajes/2017/12/31/cubano-soy/.

3.- http://www.cubasi.cu/es/noticia/alexander-abreu-victima-de-una-campana-mediatica-de-odio-contra-artistas-cubanos.

4.- http://www.cubadebate.cu/noticias/2020/09/16/critican-campana-mediatica-de-estados-unidos-contra-artistas-cubanos/.

5.- http://www.granma.cu/mundo/2020-09-15/violencias-y-silencios-contra-cuba-en-las-redes-15-09-2020-21-09-55.

6.- http://www.cubadebate.cu/opinion/2020/02/16/alexander-abreu-y-la-coherencia-en-la-vida/.

7.- http://banderaroja.blogspot.com/2009/10/amamantar-la-identidad-nacional-cubana.html?m=0.

  

La Columna
Noel Manzanares Blanco – Cubainformación.- La desesperación de Washington y secuaces es a causa de nuestra recuperación de la Covid-19 y de la economía, y lo que ello implica...
Noel Manzanares Blanco - Cubainformación.- Uno, intentó “elogiar” con ausencia casi absoluta de pudor; otro, con “civilidad” manipula para justificar una violación de la Constitución....
Noel Manzanares Blanco-Cubainformación.- Al margen del neoliberalismo, con resolución frente el 11/07, ponderando la solución de las contradicciones y estableciendo definiciones guía del actuar revolucionario...
Lo último
La Columna
Vivir en paz
Gerardo Moyá Noguera*.- Una vez más y lo repetiremos si es necesario, " dejen a Cuba tranquila". todos los gobiernos de los EEUU, todos, han querido apoderarse de Cuba y acabar (que no podrán) con el socialismo instalad...
La Revista