Por Arthur González*/Martianos-Hermes-Cubainformación.- Las nuevas tecnologías permiten que Estados Unidos lance campañas mediáticas cargadas de mentiras, contra gobiernos no aceptables, pero a la vez estas permiten que millones de personas comprueben que son falsas, porque la globalización de la información hace más difícil engañar al mundo.


El odio visceral contra la Revolución cubana, por haberse enfrentado al poderío de Washington, los induce a diseñar cruzadas para demonizar el socialismo cubano.

Ahora el Departamento de Estado pretende fabricar otro expediente de inventadas violaciones a los derechos humanos en Cuba, siendo Michael Kozak, Subsecretario de Estado, la cara visible, a pesar de conocer la verdad de la Isla, por haber estado al frente de la misión diplomática de su país.

La reciente línea de acción puesta en marcha y expuesta por Kozak, es que la ONU debería condenar a Cuba por sus “abusos” y no elegirla para un puesto en el Consejo de Derechos Humanos, ridícula posición porque Estados Unidos sabe que, a pesar de sus amenazas y chantajes, no puede ir contra la verdad y el apoyo mayoritario del mundo.

De acuerdo con el guion diseñado, Kozak afirmó: “Cuba es una dictadura, encarcela a activistas de derechos humanos y periodistas, y pisotea la libertad de expresión y culto”, pero el mundo conoce que es parte del odio yanqui por la frustración de verse derrocado, mientras el pueblo cubano resiste unido cada agresión y brinda su apoyo solidario a los necesitados de la tierra.

Cómo puede Estados Unidos hablar de presos políticos en Cuba, cuando sus diplomáticos en La Habana informan por canales oficiales que:

Vemos poca evidencia de que las organizaciones disidentes tengan mucho impacto en los cubanos de a pie. Las encuestas que hacemos entre solicitantes de visas y refugiados, muestran que los disidentes o sus agendas, son prácticamente desconocidas”.

La ausencia de ideología entre esos “disidentes”, no produce políticos y los yanquis saben que solo obedecen por dinero.

Si en Cuba no hubiese libertad religiosa, no existirían en la Isla cientos de iglesias católicas y protestantes, además con seminarios para la formación de sacerdotes y pastores, ortodoxas rusa y griega, judías, islámicas, religiones budista, espiritistas y de origen africano.

En cuanto al arte, la Revolución creó escuelas en todo el país, inexistentes antes de 1959, donde gradúan excelentes profesionales que regalan buen arte, con elevado nivel profesional.

En escuelas de periodismo estudian decenas de jóvenes, que no son asalariados de Estados Unidos como los seudo periodistas a la carrera, dependientes de sus orientaciones, denunciado por algunos de infiltrados en sus filas, para conocer planes y orientaciones enemigas.

A los yanquis les duele que, a pesar de sus intrigas, presiones y mentiras, Cuba fuera elegida en 2014-2016 y en 2017-2019, para integrar el Consejo de Derechos Humanos de la ONU y ahora presentó su candidatura para ocupar una de las vacantes regionales, en el período 2021-2023.

Se conocen las instrucciones que el Departamento de Estado envió a sus embajadas, incluida La Habana, para, con sus presiones, evitar el voto a favor de Cuba.

De nada le valdrán las falacias escritas en Twitters y en Facebook acusando a Cuba, parece que 60 años de fracasos no le valen.

¿Por qué Kozak no habla del prisionero político Leonard Peltier, de 76 años de edad y con una salud precaria, que lleva 45 años encarcelado, acusado de un crimen que no cometió, para evitar que siguiera luchando por los derechos civiles de su pueblo indígena?

Peltier, les molestaba mucho con su participación en la organización de derechos civiles Movimiento Indígena Estadounidense y había que hacerle una trampa para sacarlo de la lucha.

Ese caso que viola los derechos humanos, políticos y de libertad de pensamiento, lo silencian totalmente, a pesar de los reclamos de líderes mundiales, premios Nobel y activistas políticos, que exigen su inmediata liberación de una de las cárceles de máxima seguridad que más rigor posee en Estados Unidos.

Dónde están esos que acusan a Cuba de inventadas detenciones, de solo horas, de los asalariados de Estados Unidos por cometer desórdenes públicos orientados y pagados, que nunca levantan la voz por un prisionero político, que desde hace cuatro décadas es sometido a tratos inhumanos.

¿Se le olvidó a Kozak el caso de Mumia Abu Jamal, el más destacado preso político en Estados Unidos, arrestado bajo los mismos argumentos y sentenciado a muerte en 1981 durante un juicio injusto?

Mumia era un activista contra los abusos de la policía sobre la comunidad negra norteamericana y presidente de la asociación de abogados negros.

¿Querrán los yanquis borrar los prisioneros que tienen en la base naval en Guantánamo, entre ellos casi 50 que carecen de acusación formal, detenidos por tiempo indefinido y sin derecho a ir la corte?

¿Qué calificativo tienen esas violaciones?

¿Por qué Kozak como sub secretario de Estado, no habla de la crueldad ejecutada por su propio país, con unas 150 mujeres esterilizadas sin consentimiento, mientras cumplían condenas en cárceles de California entre 2006 y 2010, lo mismo que repiten en estos días con las latinoamericanas internadas por el Servicio de Inmigración?

Estados Unidos, el Parlamento Europeo y todas las organizaciones que se proclaman “defensoras” de los Derechos Humanos en Cuba, deberían exigir la destitución de Michelle Bachelet, como Alta Comisionada de los Derechos Humanos de la ONU, por callar esos crímenes, junto a los que comete diariamente Israel contra el pueblo palestino, en violación de resoluciones aprobadas por la Asamblea General de la ONU.

Ella es cómplice de esas violaciones por no condenarlas. Sin embargo, contra Venezuela y Nicaragua, que tienen gobiernos no aceptables para Estados Unidos, siempre está lista para aprobar informes acusatorios, cargados de mentiras construidas por el Departamento de Estado, para deformar la realidad de ambas naciones que tanto trabajan a favor de sus pueblos, situación que los yanquis no perdonan. 

A Cuba la apoyan los pueblos, porque como dijo José Martí:

“Quien se levanta hoy con Cuba, se levanta para todos los tiempos”

La Columna
Por Arthur González*/Martianos-Hermes-Cubainformación.- Desconociendo la historia para repetir el libreto que le entrega la CIA, Rosa María Paya Acevedo, cambió sus sentimientos filiales por dinero, para hacer de la muerte...
Por Arthur González*/Martianos-Hermes-Cubainformación.- Quienes siguen las noticias sobre la situación en Bolivia, después del golpe militar ejecutado en noviembre 2019 contra el presidente Evo Morales, deben sospechar que...
Por Arthur González*/Martianos-Hermes-Cubainformación.- En su odio genético contra la Revolución cubana, Estados Unidos gasta miles de dólares en el envío de emisarios a varios países, presiones pol&ia...
Lo último
La Columna
La Revista