Andrés Marí - Cubainformación / Fundació Vivint.- La dignidad tiene un precio, la indignidad, otro. Mientras la primera no se resalta, la segunda se hunde en el espectáculo del cuerpo y en su desnudez se pone en venta para herir a todos los sentidos, hasta el alma que en sus despojos huye de esa muerte que nunca será su patria.


En la dignidad quedaron nuestros primeros ‘esclavos’: los médicos que seguirán trayendo al mundo otras esperanzas. También en la dignidad siguen nuestros segundos ‘esclavos’: los maestros que las educan. Igualmente para la isla amada se mantienen nuestros terceros ‘esclavos’: los artistas mayores que siempre se acuerdan de los alientos que pueden insuflarles.

Todo eso se hace en Cuba por la dignidad que cada ser humano le demanda a su país, y todo eso continuará haciéndose en la isla con pandemia o sin ella, con bloqueo o sin él. Y si en las turbulencias de los caminos, Elegguá, “el príncipe mensajero” del destino, nos avisa que algunas de aquellas esperanzas nacieron, se formaron y se alentaron para provocarle dolor a su pueblo, calma, nos la piden nuestros santos milagreros.

¡Calma, sí, mucha calma! Esos cantores fueron engañados por youtubers enfermizos, senadores trumpistas y otros virus de Mayami. Calma, no pasa nada, el tocororo nos sigue vistiendo y el sinsonte sigue cantando. Calma, ya volverán los indignos al seno materno de nuestros ‘esclavos’ para pedirles perdón y retomar los cantos de todos. Porque no hay ninguna razón para hacer otras cosas, y sin bombos ni platillos, porque “a la tierra más hermosa que ojos humanos vieron” solo le está permitido ser digna y festejar “de donde son los cantantes”.

* Andrés Marí es escritor, profesor y actor cubano residente en Catalunya.

La Columna
Andrés Marí - Cubainformación / Fundació Vivint.- Resulta muy doloroso decir que ningún país del llamado Tercer Mundo, ninguno, ha alcanzado para sus pueblos lo que Cuba ha logrado con respecto al cuidado de ...
Andrés Marí - Cubainformación / Fundació Vivint.- El final de los cubanos no es “Patria o Muerte”, sino “Venceremos”, y entre nosotros la mentira tiene el rabo muy corto, bastante sucio y demasiado ...
Andrés Marí - Cubainformación / Fundació Vivint.- Resulta extremadamente curioso cómo todos nos expresamos, en cuerpo y alma, en palabra y acción, a través de un cuerpo ideológico y polít...
Lo último
La Columna
Prisionero por Palestina
Todos los días nace y muere, da con su cabeza contra el muro, y su herida grita. Sus captores tapan todas las ventanas para que nadie vea su nacer y morir, sus días que se encienden y estallan de luz y hacen temblar toda su tierra para ...
La Revista