Por Bartolomé Sancho Morey* - Cubainformación.- Las infantas Elena y Cristina, aprovechando su viaje familiar a los Emiratos Unidos, para encontrarse con su padre Carlos I,  ante el pánico de ser contagiadas   [parece ser aconsejadas, por su padre,  príncipes, jeques y emires, de los Emiratos Árabes Unidos  “misteriosamente aprisa y corriendo”  se inyectaron la vacuna Sinopharm china contra la Covid, desarrolladla con una tecnología más tradicional, que las vacunas de ARN mensajero—como Pfizer y Moderna—y la adenovirus AstraZeneca.


Sinopharm es una de las vacunas que desarrolla China contra el coronavirus. Esta, en particular, ha sido puesta en marcha por la compañía farmacéutica estatal del  mismo nombre y el Instituto de productos biológicos de Pekín. Esta vacuna utiliza la estrategia del virus inactivado, que consiste en utilizar partículas virales muertas o inactivadas que permitan reaccionar al sistema inmunológico sin poner en riesgo al individuo.

Esta tecnología es la utilizada en China y la India. Los inmunólogos prevén que estas vacunas, a pesar de ser menos sofisticadas, además de ser más baratas podrían adaptarse  mejor a las nuevas variantes dado que utilizan el material genético completo del virus, mientras que las  de ARN mensajero, por ejemplo, toman la información solo de la proteína S, justo en la que se  están produciendo mutaciones.

Esta vacuna; que requiere dos dosis, su conservación es sencilla, aguanta temperaturas  de entre 2 y 8 grados centígrados y puede transportarse sin problemas y no menos importante permanece estable según el laboratorio 24 meses.  Aprobada en los Emiratos Árabes Unidos, donde se afirma que la efectividad es del 86 por ciento, una eficacia superior de lo que indica la propia empresa china.

Con estos datos en la mano, “Al margen de ideologías y de patriotismo” de si debían o no esperar su turno para vacunarse,  queda claro que la familia real, pudiendo optar fácilmente “a la carta” sin esperar turno, por una vacuna, producida en [Gran Bretaña o EE.UU] Occidente, Optan parece ser convencidas y seducidas  de las grandes bondades y calidad de la vacuna China, aconsejadas sin lugar a dudas por su padre “clandestinamente” aprovechando uno de sus viajes familiares, por la vacuna Sinopharm.

Ante lo cual, pienso que el principal interés  de esta “mini-crisis” del Estado-monárquico español, insisto al margen de si tenían o no las infantas que esperar su turno,  el debate y preocupación del gobierno, medios de difusión y pueblo,  debería ser el “misterio” como si se tratara de un “culebrón novelesco” del porqué la corrupta familia real borbónica, opto  “semiclandestinamente” promocionar consciente o inconscientemente la vacuna del gigante asiático, que recordemos recientemente [EE.UU] ha “muy preocupado”  declarado que China era su principal enemigo.

Reflexionen: Analicen y saquen sus propias conclusiones

 

* Bartolomé Sancho Morey es militante hispano-venezolano del PSUV. Es periodista balear residente en La Habana, con nacionalidad española y venezolana. Ex dirigente del PSOE y UGT. Fue expulsado del PSOE por orden de Felipe González.

La Columna
Por Bartolomé Sancho Morey* - Cubainformación.-  La extrema-derecha-monárquica-franquista, electoralmente y pacíficamente  [Ha “conquistado” Madrid] con la ayuda y manipulación descarada de los...
Por Bartolomé Sancho Morey* - Cubainformación.- A  menos de 48  horas, la izquierda [PSOE-Mas Madrid-Unidas Podemos]  según las encuestas perderá las elecciones en la comunidad de Madrid, todas  en mayo...
Por Bartolomé Sancho Morey* - Cubainformación.- Desde que fue detenido el opositor ruso ,  de “laboratorio” Alexis Navalni [acusado de haber cometido graves delitos en contra de su país] no pasa un solo dí...
Lo último
La Columna
La Revista