Somos lo que hacemos repetidamente. Aristóteles, filósofo griego.

Leopoldo López desde 2002 participó en todos los intentos de golpes ultraderechistas dirigidos por EEUU contra el gobierno elegido por el pueblo en las urnas de Venezuela.


 

Dirigió, con otros como él, revueltas callejeras con mercenarios que causaron 43 asesinatos, más de 800 heridos, numerosas violaciones, incendios de centros hospitalarios, ataques a instituciones gubernamentales, centros de enseñanza, centros de trabajo, viviendas, sedes de partidos en el gobierno, … lo que supuso miles de millones de dólares en pérdidas … Llevaba 12 años empleándose repetidamente (somos lo que hacemos, declara Aristóteles) como fascista fracasado, y en 2014 tras liderar su último intento golpista, al que había dado el nombre de La salida, se entera de que sus mismos compinches, tienen intención de asesinarle, para acusar al gobierno y hacer de él un mártir con el que sostenerse bajo los intereses del imperialismo.

Para salvarse de sus asesinos, entre los que se encontraba Antonio Ledesma, optó por entregarse al gobierno y lo hizo en un acto público, con lo que ponía el acento acusador en quienes habían sido sus compañeros de fechorías. Fue juzgado y condenado, pero estando en la cárcel aun dirige a las bandas que antes estaban a su cargo y continúan haciendo estragos. El gobierno le cambia la prisión por el arresto domiciliario con un gesto de pacificación.

Leopoldo López quería mantenerse por encima del resto de los cabecillas ultraderechistas y en 2019, con ayuda del embajador español Jesús Silva, sale de su casa de lujo y se mete en la embajada que regenta su amigo ultra, para con todos sus delitos acuestas y la colaboración del gobierno español seguir planificando y ejecutando contra la paz de Venezuela actos que le han definido, el más conocido lo firma con Guaidó: la operación Gedeón, un intento de invasión mercenaria que lleva entre sus planes el secuestro y asesinato del Presidente Constitucional Nicolás Maduro, así lo declaró Sergio Vergara, su representante en EEUU. El fracaso de la operación se salda con la detención de todos los asaltantes por la organización cívico-militar que une al pueblo con el ejército libertador bolivariano. Los mercenarios invasores declaran que han sido entrenados y pertrechados en campos militares bajo la dirección de la CIA y guardados por el ejército colombiano. Con la información recogida y la vigilancia constante de los pobladores de la costa se detienen a otros muchos mercenarios y se descubren lanchas artilladas y numerosas armas que les proporcionaba el ejército del país vecino.

Leopoldo López repite lo que ha venido haciendo todos estos años, como ultraderechista, hijo de la aristocracia, es lo que es, y las averiguaciones sobre la responsabilidad de numerosos actos criminales durante el tiempo en que permanece escondido en la embajada española lo señalan.

Para que no cupiese duda de su trayectoria delincuencial y de la implicación del gobierno español, desde la embajada le ocultan y le sacan escondido de Venezuela hasta Colombia, y allí sus colaboradores españoles, colombianos y de la CIA le facilitan la subida a un avión que le deja finalmente en Madrid, donde se filtró que llegaba, para admiración de sus receptores, con una maleta llena de dólares. Entonces se manifestó como enemigo de las elecciones en Venezuela, y Pedro Sánchez lo abrazó. Después pasó a abrazarse con Casado del PP, con Almeida, alcalde de Madrid, con la fascista Ayuso, presidenta de la Comunidad, y con Abascal, el jefe de VOX, el último de los partidos franquistas en los poderes, pero que no habían salido nunca de ellos.

El seguimiento hasta aquí del individuo Leopoldo López, es rápido porque las noticias implican directamente a los gobiernos que ha habido en España en todos los actos atentatorios contra el Presidente Chávez y del Presidente Nicolás Maduro, y ahora encontramos formando un único cuerpo atentatorio al protegido: Leopoldo López,la ultraderecha venezolana-PSOE, PP, CIUDADANOS, VOX, PNV, y la derecha catalana en todos sus nombres. Jesús Silva dejó al descubierto lo que la Historia reconocía, la colaboración de los ultras colonialistas españoles de todos los pelajes contra el pueblo venezolano.

En estos días hemos sabido que el fascista venezolano saltándose otra vez la ley, ahora en España, desde Madrid con prohibición por la pandemia, cruza varias comunidades para sentarse en una terraza de Cambados, provincia de Pontevedra, a comer marisco con quien mandado por la derecha política española representante de los poderes, económico, judicial, militar, … le trajo al agujero posfranquista. El tal Jesús Silva le ha dado hospedaje en una casa de lujo, ilegal según parece, pues se encuentra pendiente de una orden de demolición por incumplir la Ley de Costas. ¿Qué decía el sabio Aristóteles?: Somos lo que hacemos repetidamente, y el ex embajador y Leopoldo López, ya hemos visto, cometen ilegalidades de todos los calibres repetidamente. El posfranquismo le hace sitio, y tan contento está el recogido que ha declarado, tras ser recibido con alegría y pasar un buen rato con Pedro Sánchez, que ha visto en Pedro Sánchez, su gobierno y su partido, la determinación de acompañar la lucha por la libertad y por elecciones libres en Venezuela. ¿Las elecciones en Venezuela?: 25 veces celebradas, garantizadas por los organismos internacionales como las más limpias del mundo no le valen ni a él ni a sus servidores, por mandato del régimen imperial.

A Pedro Sánchez se le había hecho la prueba del algodón aquél día en el que, por encargo del embajador estadounidense en Madrid, declaró que daba 8 días al Presidente Nicolas Maduro para que abandonase su puesto y se lo diese al que había elegido la Casa Blanca, Guaidó, conocido por el pueblo de Venezuela como Juanito Alimaña por ser encubridor de todos los robos de empresas estatales venezolanas en el extranjero, EEUU, Colombia, Ecuador, por el robo del oro y el dinero en bancos internacionales que se encontraba en depósito para el intercambio comercial, y el bloqueo para impedir el abastecimiento de la sociedad venezolana, es decir de lo que ha sufrido y sufre el pueblo de Venezuela, y Pedro Sánchez no pasó de ser un neocolonialista.

El odio a los pueblos que se liberan en América del Sur por parte de los asistentes de Leopoldo López, es el que conforma a la aristocracia española, rijosa colonialista, al ejército colonialista, a la gran burguesía comercial española, colonialista, porque no aceptan que en el siglo XIX fuesen derrotados por los libertadores de América del Sur. En Venezuela los continuadores de la primera independencia, Hugo Chávez-Nicolás Maduro, les han vuelto a impedir apropiarse de Venezuela: Venezuela no quiere ser neocolonia.

El Derecho de las naciones dispone las líneas de la moral que debe ser respetado para ser libres, y la ultraderecha venezolana, española y estadounidense no lo han respetado nunca, así lo hemos visto en las líneas anteriores. Por la conciencia resultante vienen el golpista a refugiarse bajo la capa del posfranquismo, el abrigo antiguo contra los procesos de liberación que se dan en América del Sur, En Bolivia, los del régimen monárquico aprobaron el golpe de Estado y Leopoldo se repetía en la golpista Jeanine Áñez; en Brasil cuenta con Bolsonaro; en Chile le apoyan los pinochetistas; en México le apoya el ultraderechista PAN, … todos los lacayos que anhelan el neocolonialismo y el imperialismo, como Pedro Sánchez esperan que les mande el virrey embajador del complejo financiero-industrial-militar estadounidense. Leopoldo López, tiene la repetición que desde 2002 le define, y es acogido ¿por quién? Ya saben, Aristóteles decía que cada uno es lo que hace repetidamente. 

 

Ramón Pedregal Casanova es autor de los libros: Gaza 51 días; Palestina. Crónicas de vida y Resistencia; Dietario de Crisis;  Belver Yin en la perspectiva de género y Jesús Ferrero; y, Siete Novelas de la Memoria Histórica. Posfacios. Presidente de la Asociación Europea de Cooperación Internacional y Estudios Sociales  AMANE.  Miembro de la Comisión Europea de Apoyo a los Prisioneros Palestinos. Miembro del Frente Antiimperialista Internacionalista.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

.

 

 

 

 

 

La Columna
La recién creada ONU, el 24 de octubre de 1945, que se prometía equilibradora y organismo mediador para mantener la paz, aprobó el 29 de noviembre de 1947 la entrega de la mayor parte de Palestina, y la más rica, a una ent...
Ese pueblo al que despreciaban, ese pueblo de analfabetos, hizo una revolución tan profunda como no la había hecho todavía nunca antes ningún pueblo de América. ¡Y la hizo frente al imperialismo yanqui, que es...
Mientras los servicios de propagación, como los altavoces de aquel campo nazi, difunden, entre la población de EEUU, Europa y demás regímenes de su obediencia, asuntos de corto alcance ocultando el escándalo de su g...
Lo último
La Columna
Patriotismo cubano
Gerardo Moyá Noguera*.- Me consta que muchísimos ciudadanos/as europeos y del mundo entero conocen muy poco o nada sobre Cuba. Me refiero a lo que venimos diciendo y denunciando abiertamente casi todos los días. Todos los atentad...
A los dirigentes europeos
Gerardo Moyá Noguera*.- La Revolución cubana podemos afirmar rotundamente que es obra del pueblo cubano y mantenida por sus dirigentes gubernamentales, como Fidel Castro Ruz. Gracias a todos ellos, Cuba y  su pueblo se han mantenid...
La Revista