Por Arthur González*/Martianos-Hermes-Cubainformación.- La pandemia de la Covid-19 trajo muchas desgracias a este mundo, pero también puso al descubierto las malas políticas en materia de salud y seguridad social, en países que se vanaglorian de tener un sistema capitalista donde lo primero es el dinero, sin importarles quién se queda sin comer, ni asistencia social y no puede pagar la atención hospitalaria.


Cuba, nación pobre, pequeña y sometida a la guerra económica, comercial y financiera más larga y cruel que conozca la humanidad, acusada por Estados Unidos de ser un estado “fallido” en su guerra mediática, se enfrenta a la terrible pandemia de la Covid 19 con escasos recursos económicos, en buena parte por las leyes del denominado “embargo”, arreciado desde 2019 con casi 250 medidas aprobadas por Washington para impedir su desarrollo y que el pueblo se manifieste en contra del socialismo.

Gracias a su sistema socialista, no perfecto, pero más humano y solidario con el capitalismo, Cuba logró tres vacunas propias y dos que aún se encuentran en estudio y construyó rápidamente 22 bio laboratorios para procesar las pruebas de PCR. Ese esfuerzo ha dado resultados inigualables, pues hoy la cifra de contagiados en todo el país no sobrepasa los 90 casos diarios, situación que no tiene ni Estados Unidos ni los demás países capitalistas europeos.

¿Eso es un Estado fallido?

Las cifras no mienten y mientras en Cuba se avanza en salud, educación, cultura, seguridad social y atención a la niñez, los adultos mayores y las mujeres, otra realidad se observa en los países capitalistas.

En los Estados Unidos 1 de cada 6 niños viven en la pobreza y en similar situación se observan los adultos, donde 1 de cada 8 de ellos está de la misma forma, muestra que ese sistema no es tan perfecto como su propaganda quiere venderle al mundo, como la sociedad ideal.

 

La organización humanitaria Children International, afirma que en los próximos años, 1 de cada 7 personas nacerá en Estados Unidos en condiciones de pobreza, eso sin estar sometidos a una guerra económica y financiera, sino por la desigualdad que presenta el sistema capitalista, lo que trae como resultado que un 40% de los niños estadounidenses antes de cumplir 18 años, pasan al menos 1 año en condiciones de pobreza; por eso se afirma que su tasa de pobreza infantil es mucho más alta que la de otros países desarrollados.

Los infantes estadounidenses que viven en situación de pobreza, se enfrentan situaciones difíciles que les obligan a sufrir problemas de violencia, drogadicción, salud y la falta de una educación adecuada para sobrevivir en ese régimen capitalista que no se preocupa por el ser humano, como hace el sistema socialista que los yanquis impiden imitar.

En el régimen yanqui, supuestamente “ideal”, los niños de raza negra y los latinos sufren de un violento acoso racial en las escuelas, situación agravada en los últimos años, por lo cual muchos estudiantes se ven obligados a abandonar sus estudios, situación denunciada ante las juntas escolares y sus padres han presentado demandas judiciales contra distritos escolares, por no ponerle coto a esa discriminación racial que afecta la psiquis y el buen desarrollo emocional de los menores.

Eso no sucede en la Cuba socialista, donde todos son iguales ante la ley y con las mismas oportunidades de superación, sin tener en cuenta el color de la piel, sus creencias religiosas y origen social.

Según reportes publicados en la prensa, en Estados Unidos estudiantes de raza negra denuncian que escolares de raza blanca los llaman monos y tienen la piel sucia, similar al excremento. Otros les recuerdan la esclavitud y los linchamientos de negros que se hacían años atrás, diciéndoles que vayan a recoger algodón por ser esclavos, como si estuvieran en el siglo XIX.

De acuerdo a estudios realizados por centros internacionales de investigación, el régimen yanqui, que intenta descalificar al socialismo cubano, es una de las grandes incongruencias pues está considerado el país más rico del mundo, pero tiene uno de los peores índices de pobreza entre las naciones desarrolladas, al exhibir casi 40 millones de estadounidenses que sobreviven por debajo de la línea oficial de pobreza, sin embargo no sufren campañas mediáticas similares a las que financian para desprestigiar a Cuba.

Estados Unidos carece de una red sólida de protección socialy de un sistema de apoyo a las personas de bajos ingresos, como tiene la Cuba socialista que tanto aborrecen, situación que salió a flote en los momentos más difícil del confinamiento por la Covid-19, pero no son capaces de reconocerlo y justifican la pobreza como un fracaso individual y no por las debilidades del capitalismo.

 

El Consejo en Relaciones Exteriores con sede en Washington, reconoció que la desigualdad de ingresos y riqueza en Estados Unidos aumentó y es mayor que en cualquier otro país

Mientras investigadores de la Universidad de la Florida, pronostican para los próximos meses 40 mil nuevos casos diarios de Covid 19 en ese estado, Cuba reportó al cierre del domingo 19 de diciembre 2021, solamente 79 nuevos casos en toda la Isla y un fallecido, con un pronóstico de bajar esa cifra en el próximo período, situación que demuestra cual es el sistema que no da resultados.

El régimen de Estados Unidos es el epicentro de la pandemia de Covid-19, con más de un millón de contagios confirmados y 60 mil muertes, además de contar ahora conmás de 30 millones de nuevos desempleados; mientras Cuba socialista es reconocida por sus resultados y la elevada calidad del sistema de salud pública, con una cobertura universal y gratuita.

Por sus resultados en la atención a la niñez, la UNICEF asegura que Cuba es un ejemplo en la protección de la infancia y en la Isla no hay ningún niño durmiendo en las calles, ni existen secuestros, porque ellos son la máxima prioridad y por eso no sufren las carencias de millones de menores de América Latina, que son explotados o caen en las redes de prostitución.

La educación cubanaes gratuita desde la enseñanza preescolar hasta la superior y la instrucción es obligatoria hasta 9no grado.

El derecho a la salud es totalmente financiado por el Estado, con una red de instituciones distribuidas en todo el territorio nacional, que cubren la atención médica primaria y preventiva, hasta intervenciones quirúrgicas con tecnología de punta en los hospitales e institutos especializados en Cardiología, Cáncer, Nefrología, Oftalmología, Hematología, incluidos los trasplantes de órganos. 

El programa de vacunación de la Cuba socialista, ofrece gratuitamente una de las más amplias coberturas de inmunización en el mundo, para prevenir 13 enfermedades. De ahí la eliminación de la malaria, poliomielitis, difteria, tosferina, sarampión, rubéola, síndrome de rubéola congénita, tétanos neonatal y meningitis tuberculosa.

Esta realidad que Estados Unidos intenta ocultar y tergiversar, es la verdadera razón de su odio hacia la Revolución socialista cubana, por eso vale preguntarse: ¿Quién es el verdadero Estado fallido?

 

Pero como dijo José Martí:

“Nada falso es duradero ni útil”.

 

 

 

La Columna
Por Arthur González*/Martianos-Hermes-Cubainformación.- La novena reunión de los países de la región, llamada Cumbre de las Américas, se planifica celebrar en Estados Unidos a principios de junio, pero debido...
Por Arthur González*/Martianos-Hermes-Cubainformación.- El 16 de mayo de 2022, el gobierno de Joe Biden dio a conocer nuevas medidas hacia Cuba, que apuntan a la misma dirección histórica de subvertir el orden interno para...
Por Arthur González*/Martianos-Hermes-Cubainformación.- Si existiera voluntad política en el gobierno de los Estados Unidos, pudieran existir relaciones respetuosas y beneficiosas con Cuba, así lo prueba la historia, pero ...
Lo último
La Columna
La Revista