Cuba vive los embates de una guerra multidimensional con un bloqueo criminal recrudecido oportunistamente con más de 240 medidas en medio de la pandemia de Covid-19, que tan dramático costo tiene para los países de menor desarrollo.

Palabras del Presidente de Cuba Miguel Díaz Canel en la conmemoración del inicio de la guerra de la independencia de México, el 16 de septiembre de 2021.


Venimos de “Para Navidad: Palestina ( 1)”, y encontramos un mar de fondo: Palestina una prisión del nuevo orden que comenzó el mismo día en que la ONU ejecutó el mandato de Balfour, entregarle la tierra de Palestina a una organización financiera que se encubría con la piel de un cordero, la definición de pueblo judío, que nada tiene que ver con el sionismo, - explicado en la ONU como un ideario racista -, que pretende instalar su establecimiento y subido a el aparato operar en Palestina para luego hacerlo en Medio Oriente y dificultar la independencia de aquella región, de la que el capitalismo moderno había sacado una grandísima fuerza para su propio desarrollo y hegemonía.

Ahora nos vamos a un país que consiguió su independencia en 1959, una nación joven y con una fuerza que al imperialismo le resultó y le resulta imposible detener: Cuba. El régimen yanqui intentó igualmente crear su aparato protegiendo al dictador que le puso garitos para que sus gentes más desprabadas se solazasen, pero Cuba sería la estrella que no conseguirían meter en su bandera: llegó el comandante.

El régimen yanqui retuvo la base de Guantánamo, base militar colonial y prisión que rompen con todos los organismos que se dicen procuradores de la paz y las leyes de Derechos Humanos. La base y prisión de Guantánamo es el centro de terror que les faltó a los nazis, vencidos éstos los yanquis se han reservado ese territorio colonial como su preferido centro de experimentos de tortura física y psicológica, y sus resultados les sirven para aplicarlos en sus múltiples guerras; algunos de sus regidores han llegado a declarar que a Julián Assange lo encerrarían allí. Con Guantánamo quieren humillar y se degradan ellos solos mostrando su bajeza humana al mundo entero.

Veníamos de la prisión en que han convertido a Palestina-Gaza y conectamos con otra prisión, las dos, Palestina-Gaza y Guantánamo, prisiones construidas fuera de toda Ley. Lo que vemos es que a cada pérdida de hegemonía imperial, el monstruo que vive de la dominación de otros, aplica todos los sistemas de violencia y terror que sus élites consideran con el objeto de dominar nuevamente el país que han perdido. Palestina resiste en su lucha por su independencia. Cuba resiste en su lucha por ser independiente.

El neoliberalismo, el imperialismo global, el capitalismo en su más deplorable y máxima expresión, se agrieta desde hace años y ahora se observa con claridad su perdida de energía: en el siglo XX, en 1959, fue derrotado en su zona de influencia más próxima, desde entonces todas las guerras que emprende las pierde, quizás tantas derrotas le ha hecho calcular que su dominación a la baja puede recuperarla saltando sobre los últimos del mundo, los que cree más débiles y en los que va a robar sus bienes. Externaliza las invasiones, los golpes, realiza con drones y cuerpos especializados asesinatos selectivos, y sus ONGs arrancan revueltas “de colores” para someter la vida de la gente que busca y no tiene una dirección revolucionaria que la engrandezca. Su economía, su fuerza militar y su imagen se muestran en retroceso ante las fuerzas emergentes que buscan desasirse de su opresión, y para rehacerse, en el crecimiento de la multipolaridad intenta dividir al mundo haciéndose con fuerzas que se jueguen su existencia frente a las que le impiden ser lo que fue tras la 2ª Guerra Mundial. Ahora busca atar más a sus subalternos apostándolos como carne de cañón. Europa, Medio Oriente, África, Oceanía, Latino América, en todos los continentes hay bases militares yanquis, pero en los cuatro puntos cardinales se percibe que el yanqui está nervioso, y si atendemos a Cuba vemos que se altera como nunca: al bloqueo que desde el primer día de la Revolución puso en marcha ha ido sumando más medidas agresivas, violencia psicológica, bombardeos mediáticos, millones de dólares en movilizar mercenarios, violencia material, violencia económica y política. Hasta Trump, todo un ejemplo de como un cualquiera, miseria humana, racista, inculto, sin conocimiento ninguno de la dignidad humana, se ve encargado de aplicar más medidas de bloqueo criminal, y el que le sigue, un personaje sin cualidades, miente sobre las mentiras del anterior, y entre ellos se acusan y se roban su elección, ¿qué calidad es la de la clase dirigente de EEUU? Ese grupo es un grupo de delincuentes de la peor especie, no tienen valores que dignifiquen, y son tan conscientes de ello que se comportan al margen la Ley Internacional y contra los Derechos de todos, esa es la expresión más clara de su decadencia. Si los mandatarios son gente sin escrúpulos, su suerte esta echada, de ahí que el imperialismo se sitúe en la ilegalidad, su recurso es la piratería tratando de cortar el comercio mundial, romper acuerdos, acosar mediante terceros, impedir los acercamientos, crear alianzas con sus países súbditos para que desistan de todo entendimiento pacífico, y tratar de imponer un discurso que habla del cumplimiento de sus “reglas”, que quiere imponer para recuperar su dominio mundial.

De ahí que si el pueblo de Cuba y su gobierno desarrolla vacunas propias contra la Covid y las ofrece al mundo, el imperio imponga prohibiciones de adquisición a todos bajo su amenaza, y emprende bloqueos a cualquiera que se dispone a dialogar, a adquirir, a solicitar la ayuda solidaria de la Isla Rebelde. Biden, es el último personaje sin cualidades, imagen de la degradación imperial, el último mantenedor del bloqueo aumentado como corresponde a la brutalidad de un asesino desesperado, el mismo asesino cuyo acto anticubano de bloqueo es denunciado anualmente en la ONU como una acción criminal, genocida e ilegal. Biden es la representación de la bajeza de su clase imperial que ansía imponer barrotes al mundo: su método es el neoliberalismo: no hay ley que respetar, solo “reglas”, sus “reglas”, solo sus intereses de neocolonización.

Por eso Cuba y Palestina se resisten al orden “nuevo”, a sus “reglas” al margen de toda Ley, al nuevo nazismo, su acción de asfixia y expansionismo trata de ocultar su crisis general interna de nación cuyo pueblo vive sufriendo persecuciones racistas, crisis económica, pobreza, el mayor número de presos del mundo, tiroteos que se llevan miles y miles de vidas en su territorio cada año y las mayores diferencias sociales del mundo, el paro, el mal empleo, el trabajo esclavo, la mayor drogadicción del mundo siendo su pueblo el mayor consumidor, al que le hace sufrir la ignorancia general y la incultura, sin servicios para la mayoría, es para sostener eso para lo que paga su clase dirigente, todo su aparato, y es todo lo que impone a los pueblos que le sirven bajo su quiebra cada día más clara, su crisis, y que por cualquier medio quiere imponer a Cuba.

El orden “nuevo” es el orden de sus “reglas”, y sus “reglas” son sus políticas impulsadas fuera de la Ley, son las que empujan la guerra sin fin a millones de personas que huyen, y sobre el territorio de éstas el imperio se reorganiza con sus “no leyes”, con sus “reglas”: allí donde llega, todo el bien común se pierde, y allí donde no se asienta, la nación se defiende dignamente dando ejemplo de crecimiento humano preservando su cultura, sus bienes, su independencia y soberanía, todo eso por lo que está dispuesto a luchar y ser ejemplo que emociona.

Más aun, en momentos históricos como los que pasamos, con el imperio hundiéndose e intentando la reconquista de lo que pierde, Palestina y Cuba son la cara visible de la Resistencia indoblegable: Palestina, toda en pie aun viendo los barrotes, aspira a Cuba, independiente, libre, soberana, que aunque tiene en su territorio la prisión más inhumana, se levanta todos los días sin analfabetismo, ahora hace 60 años que lo eliminó, y por ello haciendo crecer su conciencia y su cultura.

Palestina y Cuba son la cara visible de la Resistencia indoblegable: Palestina, toda en pie aun viendo los barrotes, aspira a Cuba, la que tiene la mejor medicina del mundo para su pueblo.

Palestina y Cuba son la cara visible de la Resistencia indoblegable: Palestina, toda en pie aun viendo los barrotes, aspira a Cuba, la que tiene el nivel educacional que es admiración de los pueblos libres.

Palestina y Cuba son la cara visible de la Resistencia indoblegable: Palestina, toda en pie aun viendo los barrotes, aspira a Cuba, capaz de crear la medicina contra el cáncer de pulmón, aprobar medicinas contra el alzheimer, crear tres vacunas contra la Covid y estar a punto de crear otras dos más: Cuba, Cuba, Cuba, ofrece lo que tiene, y quien se opone al bloqueo viaja a Cuba, intercambia con Cuba, desprecia a los mercenarios imperiales que viajan con pasaje imperial para promover con los nazis la violencia contra Cuba.

Y el imperio, representado en un individuo que ha hecho su vida en la guerra mundo, en la continua violación de la Ley, que representa la ignorancia humana, la barbarie, … el imperio, no tiene ni una pizca de salud, (un multimillonario negocio), de soberanía, de intercambio y paz que ofrecer. Por eso, quien anhela desprenderse de la prisión imperial, … no puede ser indiferente: Para Navidad: Cuba.

 

 

 

Ramón Pedregal Casanova es autor de los libros: Gaza 51 días; Palestina. Crónicas de vida y Resistencia; Dietario de Crisis; Belver Yin en la perspectiva de género y Jesús Ferrero; y, Siete Novelas de la Memoria Histórica. Posfacios. Presidente de AMANE. Miembro de la Asociación Europea de Apoyo a los Detenidos Palestinos. Miembro del Frente Antiimperialista Internacionalista e integrante de la Red de Artistas, Intelectuales y Comunicadores Solidarios con Nicaragua y el FSLN.

La Columna
¿Qué trastorna tanto al ejército neocolonial sionazi como para asesinar a periodistas? Que informen de su comportamiento, de lo que supone para el Pueblo Palestino la ocupación extranjera, de la Resistencia Popular. Sherin...
Pronombres individuales: Yo tu el. Pronombres colectivos: Nosotros, vosotros, ellos. Mientras Yotuel manifiesta su individualismo canturreando algo pagado por la mafia contra la sociedad cubana, Nosotros, vosotros, ellos, Cuba entera no se para un so...
Los asesinados en el tiempo del Mandato, por la noche, / escuchan la BBC y sollozan. / Los detenidos en la prisión de Acre deberían levantar / la huelga de la revuelta de 1936. / La gente de la Puerta de Mandelbaum sigue esperando / a q...
Lo último
La Columna
Sherin Abu Akleh, mártir por Palestina
¿Qué trastorna tanto al ejército neocolonial sionazi como para asesinar a periodistas? Que informen de su comportamiento, de lo que supone para el Pueblo Palestino la ocupación extranjera, de la Resistencia Popular. Sherin...
La Revista