Wilkie Delgado Correa* - Cubainformación.- 24 de septiembre de 1967: 55 aniversario de la histórica primera graduación de Ciencias Médicas en Santiago de Cuba.


Es indudable que existe una competencia funcional y existencial entre el recuerdo y el olvido, que puede afectar tanto a las personas, a las instituciones, a los países y hasta a las épocas. Por eso el propósito de este artículo es destacar, y también recordar, el hito histórico que significó en Cuba esta primera graduación el 24 de septiembre de 1967 de 35 médicos y 19 estomatólogos. También es para entender por qué tantos tiempos después andan los médicos cubanos salvando vidas en Cuba y en el mundo.

En su alegato de defensa titulado La historia me absolverá por el asalto al cuartel Moncada el 26 de julio de 1953, presentado ante el tribunal que lo juzgaba el día 16 de octubre de ese año,  Fidel expuso la situación calamitosa que existía en la atención médica de la población cubana y el escaso número de personal de salud para satisfacer esas necesidades básicas. También expuso las soluciones que proponía la revolución. .

Después del triunfo revolucionario fueron muchas las leyes y medidas adoptadas por el gobierno revolucionario para imprimir las transformaciones sociales que necesitaba el país. Entre estas fue trascendental la Ley de Reforma de la Enseñanza Superior, conocida como la Reforma Universitaria, aprobada el 10 de enero de 1962.

En el preámbulo de dicho documento se referían aspectos tales como los siguientes: “La salud es uno de los aspectos más importantes del bienestar material del hombre. La sociedad necesita médicos y enfermeras, necesita clínicas y hospitales, en los que la ciencia más avanzada esté al servicio de todo el pueblo. Esto representa para la Universidad un mayor esfuerzo en términos cuantitativos y una orientación completamente distinta desde el punto de vista cualitativo de lo que fue hasta hoy la enseñanza y la práctica de la Medicina, pero también en este caso la determinación de los recursos materiales y la orientación de los planes de estudio de la Facultad de Ciencias Médicas tienen que basarse en una evaluación de las necesidades de la sociedad cubana y del plazo en que estas necesidades pueden ser satisfechas. En 1953 existían en Cuba 6 201 médicos y 1 934 dentistas; en cambio, solo había 1 763 enfermeras profesionales.”(1)

Fue atendiendo a estos y otros presupuestos que dicha ley estableció la nueva estructura y planes de estudio de las universidades del país, y determinó que se crearan lo antes posible nuevas facultades de ciencias médicas en las provincias de Oriente (en Santiago de Cuba) y Las Villas.

En la Universidad de Oriente de Santiago de Cuba, siendo Rector el Dr José Antonio Portuondo, el proceso empezó con la creación de la Escuela de Medicina el 10 de febrero de 1962, con la designación del Dr. Abdo Hernández como su Director, y de la Escuela de Estomatología el 18 de agosto de 1963, con el Dr. Gerardo Hechavarría como Director, completándose así la fundación de la Facultad de Ciencias Médicas de la Universidad de Oriente, toda vez que la Facultad fue establecida y definida por la ley como la unidad básica de la estructura universitaria. El Decano designado fue el Dr. Arnaldo Tejeiro.

Fue así que pronto se inició la docencia conjunta de los estudiantes de Medicina y de Estomatología en Santiago de Cuba teniendo en sus inicios instalaciones universitarias en la zona de Quintero y más tarde en el nuevo edificio situado en la Avenida de las Américas, proyecto finalizado e inaugurado el 29 de octubre de 1964. Luego el proceso docente continuó en los hospitales y en las clínicas estomatológicas.

Posteriormente el Comandante Raúl Castro, Ministro de las Fuerzas Armadas, cedió el edificio del antiguo Hospital Militar anexo al Cuartel Moncada, como sede de la Escuela de Estomatología de la Universidad de Oriente, la cual fue funcionando parcialmente, y desde sus inicios se denominó  con el nombre de “Mártires del Moncada”. Finalizada su construcción, en acto que se inició a las diez de la mañana, fue inaugurada oficialmente el 23 de septiembre de 1967, o sea, el día antes de la graduación de los primeros estomatólogos, con la presencia del Dr. José Ramón Machado Ventura, Ministro de Salud Pública. Estuvieron presentes también: El Comandante Julio Martínez Páez; el Dr. Benito Pérez Maza, Rector de la Universidad de Oriente; los Decanos de las facultades de ciencias médicas de Universidades de la Habana y Santiago de Cuba: Dres. Raúl Dorticós y Arnaldo Tejeiro, y los Directores de las Escuelas de Medicina y Estomatología Dres. Alberto Galvizu y Luis Carreras. El corte de la cinta estuvo a cargo de la estudiante Dra. Concepción Paultre. Las palabras de inauguración estuvieron a cargo del Decano Arnaldo Tejeiro.

Lo importante a recalcar en esta efeméride histórica es que la docencia médica fue posible con urgencia para enfrentar dos fenómenos sociales. En primer lugar la falta de personal de salud y en segundo lugar el masivo éxodo de profesionales de la salud hacia los Estados Unidos, propiciado por una traicionera campaña de propaganda y la consiguiente estrategia yanki de destrucción temprana de la revolución.

Para hacer viable un proceso docente tan acelerado se conjugaron factores decisivos como fueron la incorporación de un contingente de profesores procedentes de la Universidad de La Habana, algunos docentes extranjeros de varios países y también algunos profesionales destacados de Santiago de Cuba habilitados como profesores.

La Reforma de la Enseñanza Superior estableció la gratuidad de las matrículas, los libros de textos y los materiales para la práctica docente. Dio las posibilidades de estudios gratis para estudiantes de todas las clases sociales, y a través del sistema de becas hizo posible el acceso de alumnos procedentes de todas partes del país, pero en especial de las provincias orientales: Oriente, Camagüey y Las Villas.

El segundo acto de la fecha fue la inauguración del primero de los cuatro edificios proyectado para los becarios. Este edificio contaba con 48 habitaciones para 188 becarios. Debe aclararse que ya desde 1964 los becarios de ciencias médicas fueron alojados en casas de la burguesía del barrio de Vista Alegre.

Estos fueron los 35 primeros graduados de la carrera de Medicina:

Adelaida Salinas, Adoración Escobar, Alberto Ferrer, Amara Porrata, Ana Felicia Castro, Ausberto Millán, Clara Luz Williams, Carmen Rafaela Bravo, Deisy Fong, Dignorah Batancourt, Elmira Quintana, Esperanza Dovale, Esther Dolores Cotilla,  Eumelia Avard, Federico V. Ferrer, Fernando J. Rabionet, Freyde Campos, Georgina Barrera, Gergonia Espinosa, .Hortensia Martínez, Isabel Álvarez, Jorge Palomo, José Raúl Díaz, Josefina Bestard, Luisa Lourdes Fernández, Lourdes Norma Loynaz, Marcos Antonio Cuesta,  Martha de la Caridad Chávez, Martha Puentes, Mirna Avilés, Pedro Omar Puimiró, Rafael Hechavarría, Rafael Armando Limonta, Santiago Castillo, Teresa de Jesús Joa,

Estos fueron los 19 primeros graduados de la carrera de Estomatología:

Arsenio Sarmiento, Concepción Paultre, David Calzadilla, Daysi Galán (dio lectura al juramento), Digna Barthelemy, Eddy Recio, Eliecer Rodríguez, Francisco Pedroso, Hilario Alfonso, José Irrarragorri, Mario Cardona, Mayra Ricart, Migda González, Milagros Negret, Milna Pacheco, Mirna Robledo, Renato Diéguez, Salvador Betancourt, Graciano Wilkie Delgado.

Esta graduación  fue realzada por Fidel, ya que días después de la misma, el 28 de septiembre, en el acto del VII aniversario de los CDR, señalaba en su discurso lo siguiente:

“Ya la Universidad de Oriente ha logrado graduar sus primeros estudiantes de Medicina. Hay que decir a fuer de sinceros que cuando los compañeros del Ministerio de Salud Pública establecieron una escuela de medicina en Santiago, cuando no había casi ni edificio ni profesores, a nosotros nos parecía aquello erróneo, nos parecía casi imposible en esas condiciones poder organizar la escuela de medicina en Santiago de Cuba. Sin embargo, con la ayuda de las escuelas de la Universidad de La Habana, con la ayuda de los profesores, con la ayuda del personal competente que trabaja en Salud Pública, con grandes esfuerzos por parte de muchos de ellos (…), en días recientes ya la Universidad de Oriente graduó los primeros médicos… y los primeros estomatólogos. Y esto es alentador…Trabajamos para el porvenir con todas nuestras energías, con todo nuestro aliento”. (2)

Al año siguiente, en el discurso de la graduación de la Universidad de Oriente, celebrada el 8 de diciembre de 1968, Fidel enfatizaba el crecimiento de la matrícula (3 930 estudiantes) en esta universidad, las facilidades de becas existentes, y citaba entre los graduados, el segundo grupo de ciencias médicas, integrado esta vez por 90 médicos y 20 estomatólogos.

Y señalaba: »Con la cuestión de la medicina se hizo un especial esfuerzo hace algunos años. Fue necesario preservar las organizaciones médicas frente al éxodo promovido por el imperialismo, que intentó dejar a este país sin médicos. Y realmente esa escaramuza -porque al lado de la Revolución cada una de esas luchas son algo así como escaramuzas- ha sido ganada por la Revolución puesto que ya se gradúan casi 1 000 médicos por año, ya incluso empieza a producirse el ingreso en especialidades de los recién graduados, y en el futuro ya la medicina rural tendrá ya no solo el médico general recién graduado, sino tendrá los especialistas; porque un buen número de graduados pasa ahora a realizar estudios de una especialización determinada. Y eso, desde luego, es un pequeño avance, otro pequeño avance, por la importancia que tiene el hecho de que ya esas montañas, esas comunidades de la Sierra Maestra de 300 000 personas sin un médico, esas comunidades de casi un millón de personas en las montañas sin un médico -y sin un médico estaban también los campesinos en el llano-, puedan tener ya no solo decenas de hospitales con los médicos, sino ya de hospitales con médicos y los servicios de distintas especialidades. Ya no será el servicio de la medicina general, sino el servicio de especialistas. (…) Y tengamos cada vez estudiantes con una mejor preparación, profesores con una mayor experiencia. Y, desde luego, los que ingresen en los años sucesivos cada vez deberán tener una preparación básica superior. (…) Y como estos son hechos, estas son realidades -y los hechos de los años futuros nos lo irán demostrando más y más-, un día como hoy, en que se reúnen miles de estudiantes de la región oriental, no creo que pueda haber algo más útil y más importante como es recalcar estas cosas y llamar la atención de los jóvenes acerca de estas realidades, invocar su sentido de la responsabilidad, su sentido del deber y, sobre todo, la necesidad que tiene nuestro pueblo de saltar etapas, de marchar aceleradamente, de recuperar el atraso de siglos, para tener el derecho a ocupar un lugar decoroso y digno en este mundo, para tener el derecho a existir.» (3)

La foto que ilustra este trabajo refleja que el acto de graduación ocurrió en un área del antiguo Hospital Saturnino Lora, el mismo que ocuparon 15 años antes parte de los asaltantes del Moncada dirigidos por Abel Santamaría y el Dr. Mario Muñoz, y que meses después, fue el sitio donde fue juzgado Fidel Castro por el Asalto al Moncada y donde pronunció su famoso alegato de defensa La historia me absolverá, como hecho simbólico del determinismo histórico.

Las personalidades presentes en la tribuna, además de los estudiantes, fueron las siguientes: El Comandante Guillermo García Frías, Miembro del Buró Político del PCC; José Machado Ventura, Ministro de Salud Pública; José Llanusa, Ministro de Educación; Comandante José Montané; Melba Hernánez y el Comandante Abelardo Crespo, ambos, asaltantes del Cuartel Moncada. Además René Anillo, Segundo Secretario del PCC de Oriente; los Rectores de las Universidades de la Habana y Oriente, José Miyar Barrueco y Benito Pérez Maza.

En las conclusiones del acto, el Dr Machado Ventura expresó: “Este acto quedará grabado en el corazón de todos los que contribuyeron a realizar esta hermosa obra. Y a todos los mártires que han hecho posible que hoy dispongamos de una verdadera patria dedicamos esta graduación, que es el fruto del esfuerzo de muchos cubanos, de los médicos  y de los jóvenes estudiantes”.

Los estudiantes fueron llamados por el Rector Benito Pérez Maza para recibir en forma excepcional un Diploma Especial firmado por el Cdte. Guillermo García Frías, en su carácter de Delegado del Buró Político del CC del PCC en Oriente; El Cdte. José Ramón Machado Ventura. Ministro de Salud Pública y miembro del CC del PCC;  y José Llanusa Gobel, Ministro de Educación y miembro del CC del PCC. Fue dado en la ciudad de Santiago de Cuba el día 24 de septiembre de 1967, AÑO DEL VIETNAM HEROICO. Finalmente la graduada Daysi Galán, a nombre de todos los graduados, dio lectura al juramento de fidelidad a la patria y a la revolución.

Durante este largo tiempo hasta hoy se han mantenido miles de campañas de propaganda y las estrategias y acciones subversivas dirigidas por los gobiernos estadounidenses y sus acólitos mercenarios para impedir que los planes y programas de salud para el pueblo cubano fracasaran y no fueran posibles desde sus mismos comienzos. Por eso después de más de 60 años sus malas entrañas y sus almas viles les obligan demencialmente a persistir en el propósito de que no se salven vidas cubanas ni tampoco las vidas de los miles y millones de habitantes de otros países con los cuales Cuba colabora solidariamente. Han fracasado pues desde 1959 hasta el año 2020 el total de médicos, estomatólogos, enfermeros y tecnólogos de la salud han sido respectivamente en dicho periodo los siguiente: Total  188 732 (MÉDICOS),  31 345 (ESTOMATÓLOGOS), 84 118 (ENFERMEROS), y  82 178  (TECNÓ-LOGOS), o sea, un total de  389 381 (profesionales DE LA SALUD GRADUADOS). (4)

Pero en fin, dentro de poco tiempo ya veremos la tremenda condena que los Estados Unidos recibirán en la Asamblea General de la ONU. Y sería muy ejemplarizante que junto a la condena se les declare terroristas por tan crueles  e infamantes desmanes contra el pueblo cubano y contra los demás pueblos del mundo.

BIBLIOGRAFÍA

1, Consejo Superior de Universidades. La reforma de la Educación Superior en Cuba. La Habana: Universidad de La Habana; 1962. p. 1-108. (Colección Documentos)

2, Castro Ruz, Fidel. Discurso el 28 de septiembre de 1967, en el acto del VII aniversario de los CDR, Sitio Web Fidel Soldado de las Ideas. Cubadebate.cu

3. Castro Ruz, Fidel. Discurso en la graduación de la Universidad de Oriente el 8 de diciembre de 1968.

4. Anuario Estadístico Español- MINSAP. 2020, La Habana, pag. 174.

 

 

Doctor en Ciencias Médicas. Doctor Honoris Causa. Profesor Titular y Consultante. Profesor Emérito de la Universidad de Ciencias Médicas de Santiago de Cuba.

 

 

 

 

La Columna es un espacio libre de opinión personal de autoras y autores amigos de Cuba, que no representa necesariamente la línea editorial de Cubainformación.

La Columna
Wilkie Delgado Correa* - Cubainformación.- 24 de septiembre de 1967: 55 aniversario de la histórica primera graduación de Ciencias Médicas en Santiago de Cuba....
Wilkie Delgado Correa* - Cubainformación.- Arriba, muchachos, edifiquemos la patria que soñara Martí, la patria de nuestros sueños, la patria grande, digna y justa que se merece nuestro pueblo....
Wilkie Delgado Correa* - Cubainformación.- ¡Sólo importa Cuba! Sólo importa el sueño/ de cambiar la suerte....
Lo último
¡Canallas!
Miguel Ángel Santos Genero* - Cubainformación.- ¿Cómo llamar si no a quienes incorporan unilateralmente a Cuba en una llamada lista de países patrocinadores de terrorismo, acusándola de proteger, como exigen ...
Ver / Leer más
No se cae: Con Filo
Con Filo.- Hemos estado unos días sin salir al aire, por las contingencias naturales y energéticas, y estamos seguros de que la gente que nos odia y que nos quiere, a veces las dos cosas a la vez, no nos perdonará que nos distrai...
Ver / Leer más
La Columna
Declaraciones inoportunas
Gerardo Moyá Noguera*.- El multimillonario Musk ha enfurecido a Ucrania y por lo tanto a su presidente, por el hecho de opinar en twitter como acabaría la guerra entre Ucrania, con apoyo indiscutible de occidente, OTAN, Joe Biden y cont...
Decir y no olvidar
Gerardo Moyá Noguera*.- Visiten Cuba y se darán perfecta cuenta que en la isla bonita y revolucionaria, toda la juventud o casi toda o sea, los nacidos después del 59, día histórico, podrán intercambiar palab...
La Revista