Por Arthur González/Martianos-Hermes-Cubainformación.- Nada de lo que sucede en Miami puede extrañar y menos aún cuando se trata de la comunidad cubana emigrada autocalificada de “exilio”, grupo que nunca ha cesado de ejecutar actos terroristas contra el pueblo de Cuba.


Entre las actividades más recientes está el homenaje organizado el 20 de septiembre del 2022, al terrorista confeso y prófugo de la justicia, Carlos Alberto Montaner Suris, por el Instituto Interamericano para la Democracia.

El homenaje fue por su supuesta trayectoria en “defensa de la democracia y la libertad”, según argumentaron los organizadores, al calificarlo como “una de las más relevantes voces críticas del exilio”, entregándole nada menos que el premio “Francisco de Miranda a la defensa de la libertad”.

Vergüenza deberían tener el director ejecutivo del citado Instituto, Carlos Sánchez Berzaín; Beatrice Rangel; Tomás Regalado, ex alcalde de Miami; el argentino Gerardo Bongiovanni, presidente de la Fundación Libertad; e Iliana Lavastida, directora del Diario Las Américas, quienes expusieron entre otras falsedades “la dimensión humana de Montaner”, calificándolo “Luchador por la libertad”.

Sacrilegio es comparar al terrorista Montaner con Francisco de Miranda, prócer de Venezuela que participó en diversas guerras, incluida por la Independencia de los Estados Unidos, mediador en la Revolución Francesa, donde fue nombrado “Héroe de la Revolución” y quien junto al argentino José de San Martín y el venezolano Simón Bolívar, fue el gran impulsor de la independencia iberoamericana.

Lo que omitieron quienes organizaron el acto para entregarle el premio en “defensa de la democracia y la libertad”, es que Montaner (La Habana en 1943), fue uno de los más activos terroristas al servicio del Frente Revolucionario Democrático (FRD), dirigida por Antonio «Tony» Varona y creado por los oficiales de la CIA David Atlee Phillips y Howard Hunt, ni de su alianza con terroristas connotados como José Ignacio Rasco y Rafael “Warry” Sánchez.

Tampoco dijeron una sola palabra sobre sus colaboraciones con la Fundación Nacional Cubana Americana (FNCA), la ultraderecha española del Partido Popular y las agencias para el desarrollo de campañas subversivas anticubanas que llevan a cabo la Sociedad Interamericana de Prensa (SIP), la Office of Cuba Broadcasting (OCB), la USAID y la NED, brazos de la CIA.

La verdadera historia de este terrorista y prófugo de la justicia, ahora acreditado como “Luchador por la libertad”, se inició en La Habana en 1960, cuando junto a otros agentes al servicio de la CIA, integró un grupo que colocó petacas incendiarias en centros comerciales, para destruir y sembrar el terror en la Isla.  

Montaner es el autor del incendio en la tienda por departamentos Flogar, ubicada en la calle Galiano esquina a San Rafael, donde resultaron heridas varias personas, entre ellas una madre y sus dos niños.

Por ese acto terrorista al servicio de una potencia extranjera, fue detenido el 26 de diciembre de 1960, ocupándosele en su vivienda medios incendiarios de alto poder entregados por la CIA, siendo juzgado en la causa 6-61, declarado culpable y condenado a 20 años de prisión, junto a Alfredo Carrión Obeso, Néstor Manuel Piñango Pérez y Víctor Jorge Fernández Romero.

En septiembre de 1961 se fugó del centro donde cumplía sanción y se asiló en la embajada de Brasil, pues su embajador también era colaborador de la CIA. Una vez en Miami, continuó sus actividades en la guerra sucia que Estados Unidos desarrolla contra Cuba.

Posteriormente se asentó unos años en España y mantuvo su trabajo de colaborador de la agencia yanqui, pero esta vez en la guerra de subversión ideológica y el reclutamiento de personas para tales fines.

El mundo debe conocer el documento 346 (ya desclasificado) elaborado por la Agencia Central de Inteligencia para el Grupo permanente del Consejo Nacional de Seguridad, en julio de 1963, titulado:

“Política encubierta y programa integrado de acciones propuestas hacia Cuba”, el cual prueba el terrorismo de Estado ejecutado por el gobierno de Estados Unidos contra la Isla, donde plantean:

“…Es un programa encubierto para Cuba dentro de la competencia de la CIA. Algunas partes del programa ya han sido aprobadas y están siendo puestas en práctica…Se sugiere que se lleve a cabo un esfuerzo intensivo sustancial para evitar la consolidación del régimen Castro-comunista… la CIA presenta un programa consistente en los cursos de acción interdependientes siguientes:

  • Recolección encubierta de inteligencia, tanto de los requerimientos estratégicos de Estados Unidos, como de las necesidades operativas.
  • Acciones de propaganda para estimular sabotajes simples de bajo riesgo y otras formas de resistencia pasiva y activa.
  • Aprovechamiento y estimulación de desafección en los centros de poder militar y otros.
  • Acciones negativas económicas sobre una base creciente.
  • Sabotaje general y hostigamiento.
  • Apoyo a los grupos cubanos anticastristas autónomos para su complemento y ayuda en la ejecución de los cursos de acción expuestos arriba.

Para un impacto máximo en la economía cubana, este esfuerzo debe ser coordinado con las operaciones de sabotaje. Proponemos continuar e intensificar las operaciones de represalias económicas, las cuales serían grandemente mejoradas por un Comité Interagencias.

Los sabotajes en este programa son tanto un arma económica como un estímulo a la resistencia, debe existir una visible y dramática evidencia del sabotaje, para que sirva como un símbolo del creciente desafío popular al régimen de Castro. Estas operaciones serán realizadas lo mismo por agentes controlados desde afuera, ahora disponibles, por los agentes internos o aquellos que se consignan. Los agentes entrenados y controlados por la CIA serán empleados como lo serán los grupos autónomos exiliados seleccionados…

El gobierno de Estados Unidos debe estar preparado para negar públicamente cualquier participación en esos actos, no importa lo alto o incluso lo detallado que pudieran ser los informes de la complicidad de Estados Unidos”.

Es probable que, en el ocaso de su vida, el homenaje sea un reconocimiento público promovido por la CIA por los años de servicio de Montaner, pero su pasado terrorista es imborrable.

Preciso fue José Martí al expresar:

“No puede deshacerse en pocos años el hondo mal hecho en muchos años”.

 

 

La Columna es un espacio libre de opinión personal de autoras y autores amigos de Cuba, que no representa necesariamente la línea editorial de Cubainformación.

La Columna
Por Arthur González - Heraldo Cubano/Martianos-Hermes-Cubainformación.- Estados Unidos siempre busca la paja en el ojo ajeno, pero silencian y no miran la que tienen en los suyos, que por cierto es grande y cargada de violaciones a los ...
Por Arthur González - Heraldo Cubano/Martianos-Hermes-Cubainformación.- Aunque desde 1959 Cuba sufre los ataques de la prensa yanqui y de los países que le sirven de plataforma para su guerra psicológica contra el pueblo c...
Por Arthur González/Martianos-Hermes-Cubainformación.- Del 8 al 10 de noviembre 2022, Rena Bitter, secretaria adjunta para temas consulares del Departamento de Estado, visitó la Habana al frente de una delegación integrada...
Lo último
La Columna
La grandeza humana de Nicaragua Sandinista
Ahora somos un imperio, prosiguió, y cuando actuamos creamos nuestra propia realidad. Y mientras ustedes estudian esa realidad, nosotros volvemos a actuar y creamos otras realidades; y así es como pasan las cosas. Nosotros somos los act...
2 de diciembre
Gerardo Moyá Noguera*.- Recordemos hoy día 2 de diciembre  la extenuante travesía del Granma con sus 82 combatientes y con el invicto comandante Fidel Castro al frente, desde el  Puerto  de Tuxpan (México) h...
La Revista