Jesús Arboleya - Progreso Semanal.- Mucho se ha hablado del fracaso que constituyó para Estados Unidos la recién finalizada IX Cumbre de las Américas, celebrada en Los Angeles, California. Efectivamente, fue un tiro en pie propio, toda vez que las exclusiones impuestas por el gobierno norteamericano y las ausencias de algunos mandatarios en protesta por ellas, centraron los debates de la Cumbre y la convirtieron en la menos concurrida y de menor nivel de representación de todas las celebradas hasta el momento.

Jesús Arboleya - Progreso Semanal.- Pudiera afirmarse que Estados Unidos es el producto supremo del capitalismo. Al analizarlo, es posible encontrar las grandes fortalezas del sistema y también sus debilidades, muchas veces escondidas en sus éxitos porque vienen dadas por su propia naturaleza. Vale entonces seguir la ruta de vida de este país singular para entender las grietas de su hegemonía, como la que ahora se observa con la fallida convocatoria a la IX Cumbre de las Américas.

Jesús Arboleya - Progreso Semanal.- Para sorpresa de la opinión pública internacional, el Departamento de Estado de Estados Unidos acaba de anunciar un grupo de medidas, que flexibilizan ciertos aspectos de su política hacia Cuba. 

Dicho a grandes rasgos, se compromete a cumplir con los acuerdos de 1994, en lo que respecta al otorgamiento de 20 000 visas anuales; restablecer la concesión de visas temporales; permitir los contactos pueblo a pueblo, mediante licencias generales para grupos con fines educacionales e intercambio profesional; tomar diversas medidas para apoyar el funcionamiento del sector privado en Cuba; autorizar los viajes aéreos a las provincias, así como eliminar los límites al envío de remesas, siempre que se utilicen empresas que no estén sancionadas por el gobierno norteamericano.  

Jesús Arboleya - Progreso Semanal.- Seguir la ruta de las Cumbres de las Américas, que se supone es el momento en el que todos los mandatarios del continente dirimen los asuntos más importantes de la región, nos permite establecer los patrones que han regido las relaciones de América Latina y el Caribe con Estados Unidos en las últimas dos décadas, así como evaluar la salud de la hegemonía norteamericana en cada etapa.

Jesús Arboleya - Progreso Semanal.- El pasado 21 de abril tuvo lugar en Washington D.C., una nueva ronda de conversaciones para revisar la marcha de los acuerdos migratorios existentes entre Cuba y Estados Unidos. Prácticamente paralizados por voluntad norteamericana desde 2018, la buena noticia fue la reunión misma, toda vez que hacía cuatro años no se producían encuentros de alto nivel entre los dos gobiernos.

Jesús Arboleya - Progreso Semanal.- En la política actual, ha devenido casi una rareza hablar de solidaridad hacia el resto de las personas. La imposición del individualismo, como filosofía de vida, es la resultante del auge alcanzado por la ideología capitalista a escala planetaria. Su expresión en el mercado es el “consumismo”, entendido como el ansia irracional de consumo, a la larga una tragedia, porque establece una falsa medida de la felicidad, que el sistema resulta incapaz de satisfacer. Esta relación entre expectativa e insatisfacción, puede resultar un buen patrón para medir la salud del capitalismo contemporáneo. 

Jesús Arboleya - Progreso Semanal.- El llamado corredor migratorio mesoamericano, aquel que abarca a los países centroamericanos y México, para dirigirse a Estados Unidos, es el más nutrido hacia ese país, el mayor del mundo, uno de los más dramáticos desde el punto de vista humano y también de los más problemáticos, por sus consecuencias económicas y políticas.