Ramón Pedregal Casanova.- La Agencia de NoticiasNew Front informa que de los dos sistemas de conteo en Bolivia que dispone el Tribunal Supremo Electoral, uno es el aprobado legalmente y el otro el propuesto por la OEA, ninguno de los dos ha presentado ni una sola prueba de robo electoral. El primero de los sistemas, denominado Transmisión de Resultados Electorales Preliminares, lo realiza una empresa privada, es el propuesto por la misma OEA. Y el segundo sistema es el oficial. En ninguno de los dos informes que presentaron se hace mención a irregularidades, pero no sólo la OEA presenta una sola prueba, es que ni siquiera uno sólo de los partidos que han dirigido a sus huestes para dar el golpe de Estado han hecho saber ningún robo, falsificación, engaño o cualquier otra cosa que supusiese un fraude. Han limitado su campaña a la afirmación sin una sola prueba de irregularidades. Ninguno de los conteos, con presencia de 320 observaciones internacionales, cosa que se oculta, declaran que se detuviese el conteo de los votos de manera significativa. De la misma manera que los medios bajo mando militar de EEUU han callado la asistencia de observadores internacionales, los informes de los sistemas electorales, uno de la OEA, también ocultan que la OEA es un organismo financiado por EEUU en un 60%, y, por tanto, lo dirigen sus mercenarios y estos ocultan los resultados de la misma manera emiten la sentencia, “autogolpe de Morales con las elecciones” ha declarado el que hace de secretario, Almagro.

Ramón Pedregal Casanova.- “En 1944, durante la lucha contra Hitler, el Partido Laborista británico aprobó un plan para expulsar a los palestinos de Palestina que se asemejaba a los primeros planes de Hitler (hasta más o menos 1941) en relación con los judíos. Este plan fue aprobado bajo la presión de los miembros judíos de la cúpula del partido, muchos de los cuales han manifestado hacia los intereses políticos israelíes una actitud mucho más “familiar y amistosa” que la que jamás mostraron los conservadores que apoyaron a Ian Smith, sus “familiares y amigos” británicos, hacia los intereses políticos sudafricanos. ...En Estados Unidos impera una situación similar y, de nuevo, los liberales americanos son los peores. … hemos de enfrentarnos a la realidad: … nuestros mayores enemigos no solo van a ser los racistas judíos (y los que hacen uso del racismo), sino también aquellos no-judíos a los que en otros ámbitos se considera -a mi juicio, erróneamente- “progresistas”. Del libro Historia judía, religión judía. El peso de tres mil años. Autor: Israel Shahak. Prólogos de Edward Saiod y Gore Vidal. Edita Machado Libros.

 

Ramón Pedregal Casanova.- “Es fascinante la capacidad de los seres humanos para arrebatar la derrota de las fauces mismas de la victoria”. Geoffrey Parker, historiador.

 

Ramón Pedregal Casanova.- Madre, que dar pudiste de tu vientre pequeño / tantas rubias bellezas y tropical tesoro, / tanto lago de azures, tanta rosa de oro, / tanta paloma dulce, tanto tigre zahareño. / Yo te agradezco en que forje; mi empeño / la caja de armonía que guarda mi tesoro. / La peaña de diamantes del ídolo que adoro / y te ofrezco mi esfuerzo, y mi nombre y mi sueño. Título, Nicaragua. Autor el gran poeta Nicaragüense Rubén Darío.

 

Ramón Pedregal Casanova.- “Porque lo malo de la actitud defensiva es que acaba mordiéndose la cola: se agota en sí misma, no genera, como la ofensiva su propia dinámica. No es revolucionaria. ¿Y puede alguien desarrollarse como revolucionario consumiéndose en una línea no revolucionaria? Palabras de Ambrosio Fornet recogidas en el libro El intelectual y la sociedad, publicado por Siglo XXI Editores, en el encuentro en el que participaban Roque Dalton, Rene Depestre, Edmundo Desnoes, Roberto Fernández Retamar y Carlos María Rodríguez.

 

 

Ramón Pedregal Casanova.- El día 23, miércoles, una vez más la ONU, por medio del relator especial Michael Lynk, ha declarado que es la comunidad internacional la que tiene la responsabilidad política y legal de impedir la continuidad de la colonización sionista de Palestina.