Ramón Pedregal Casanova.- ¿Se acuerdan de aquel camarero de Donald Trump que es amigo mío desde la infancia?. ¡Pues me ha llamado  de nuevo!. La vez anterior me dejó sin contestar si le había servido el café con el salivazo al del tupé untado con colorante paellero, y si Donald se lo había bebido. En aquel momento no se lo pregunté directamente, pero la interrogación era ya sobreentendida ... cuando le llamó su jefe de cocina, y me quedé sin respuesta.

Ramón Pedregal Casanova.- ¿Recuerdan a aquél muchacho que los fascistas prendieron fuego en una calle de la burguesía de Caracas?, se llamaba Orlando Figuera. Era un muchacho de clase obrera, la clase odiada por los capitalistas. Por eso, por su condición social, una banda de fascistas que obedecía órdenes lo apuñaló, lo apaleó, y le echó gasolina por encima y le prendió fuego.

La gran burguesía de EEUU dirigiendo el negocio global de la guerra prepara nuevos frentes, para lo que hace ejercicios sumando tropas de sus esbirros, esos que cumplen las órdenes que les da la autoridad imperial con el fin de que realicen actos violentos y amenazas.

“La gente se ha dado cuenta de que lo que ocurre en Siria es una guerra del pueblo sirio, su Ejército y su Gobierno frente al terrorismo”.

Trump el alienígena es la primera voz de su amo, luego tenemos a la alienígena, la que se hace llamar Nicolasa Haley, (tiene apellido de cometa) ésta es la que ha venido a la ONU después de orbitar alrededor del Sol, a ¿hablar?.

Importe o no la fecha el 2 de Noviembre de hace 100 años se hacía firme la Declaración Balfour: Inglaterra, su gobierno, su monarquía, se compromete con el financiero estafador y aprovechador de todas las guerras, Rothschild, a instaurar o instalar en su territorio insular las oficinas centrales de lo que debe llamarse Estado sionista de Israel.

Video
La Columna