Wilkie Delgado Correa.- La pandemia de la Covid-19 declarada por la OMS, ha tenido una evolución de gravedad extrema desde que fuera identificado el nuevo coranovirus por primera vez el 1 de diciembre de 2019 en la ciudad de Wuhan, China.

“Al pueblo no le vamos a decir Cree, le vamos a decir Lee”. Fidel

Wilkie Delgado Correa.- Pensando en la Feria  del Libro 2020, inaugurada en La Habana y que hoy en días se viene desarrollando en todo el país hasta su clausura en Santiago de Cuba, nos llega el artículo de la doctora Graziela Pogolotti, intelectual profunda, titulado Mi aprendizaje de Cuba, publicado en el diario Juventud Rebelde en la edición del domingo 15 marzo de 2020.

Wilkie Delgado Correa.- “Hijos de Cuba, hermanos míos, acudid al grito de la patria”. Carlos Manuel de Céspedes, con alma de poeta, reflejó en su poema Contestación, publicado el 28 de enero de 1852, su visión de la patria y de su terruño local después de su estancia en el extranjero, en estos versos: “Y vine a Cuba y en Bayamo vime / y parecióme la creación más bella”.

Wilkie Delgado Correa.- La vida de los grandes personajes de la historia e incluso la de las personas normales llevan en sí como una especie de marbete los signos de la época. de ahí que sea interesante conocer algunos hitos fundamentales en Cuba y en el resto del mundo que estuvieron presentes en los dos años posteriores al de nacimiento de José Martí, quien si hubiera tenido la capacidad de hablar se hubiera preguntado tal como lo hizo en uno de sus apuntes: “¿Y yo quién soy?”. Pero aquel día, viernes 28 de enero de 1853, solo su grito estentóreo de recién nacido fue la confirmación  de que  había nacido el primogénito hijo de Mariano Martí y Navarro, sargento primero del Real Cuerpo de Artillería, natural de  Valencia,  y de Leonor Pérez y Cabrera,  natural de Santa Cruz de Tenerife.

Wilkie Delgado Correa.- Y la rebeldía del hombre se refleja en lo que expresara sobre la muerte un querido e ilustre amigo: “¡Cuánto daría por borrar del idioma una palabra tan terrible, sobre todo cuando se ha sentido de cerca su rostro!”

Wilkie Delgado Correa.- Son muchos los hechos y recuerdos de esos días, en que, entre otros, la radioemisora local se puso al servicio de la Revolución.

“(…) con la modesta filosofía que he dotado mi más íntimas convicciones siento un profundo desprecio por todas las vanidades y ambiciones humanas. Todo el orgullo del mundo vale menos que un átomo de humildad cuando comprendemos que los hombres somos una desoladora nada”.

 

La Columna