Jennifer Haller, la primera participante en el proyecto norteamericano, ya ha recibido una dosis experimental. Autor: AP


El Gobierno de Angela Merkel acusó al presidente estadounidense, Donald Trump, de intentar apropiarse de un proyecto de vacuna contra el nuevo coronavirus desarrollado por un laboratorio alemán.

Juventud Rebelde

BERLÍN, marzo 16.— El Gobierno de Angela Merkel acusó al presidente estadounidense, Donald Trump, de intentar apropiarse de un proyecto de vacuna contra el nuevo coronavirus desarrollado por un laboratorio alemán, y advirtió que hará todo lo posible para que sea desarrollado en Europa.

«Los investigadores alemanes desempeñan un papel de primer nivel en el desarrollo de medicamentos y vacunas, y no podemos permitir que otros busquen procurarse la exclusividad de sus resultados», declaró el ministro de Relaciones Exteriores alemán, Heiko Maas, en una entrevista publicada este lunes en el grupo de prensa regional Funke.

Según el sitio digital de Deutsche Welle (DW), la cadena de Alemania para el extranjero, el ministro de Interior, Horst Seehofer, había confirmado el domingo informaciones del diario Die Welt sobre un intento de Trump de tomar control, con la oferta de una gran suma de dinero, de un laboratorio alemán. «Puedo decir que hoy escuché en varias ocasiones de parte de miembros del Gobierno que es exacto», precisó Seehofer en conferencia de prensa.

En medio de la pulseada está el laboratorio alemán CureVac, en Tubingen, sudoeste del país, que trabaja en una vacuna contra el COVID-19, gracias a subvenciones del Gobierno alemán. El laboratorio afirma estar «a algunos meses» de poder presentar un proyecto para que sea validado clínicamente.

Según Die Welt, Trump intentó atraer a científicos alemanes que trabajan en una potencial vacuna o conseguir la exclusividad para su país invirtiendo en la empresa. Dicha vacuna sería entonces «solamente para Estados Unidos», afirmó al diario una fuente cercana al Gobierno alemán.

Otro despacho, de la agencia rusa RT, sostiene que la cifra que Trump ofreció a CureVac sería de mil millones de dólares. En su sitio digital, RT publicó además que los Institutos Nacionales de la Salud de EE.UU. anunciaron el inicio de la primera fase de ensayo clínico de una vacuna experimental desarrollada como protección frente al coronavirus. Las pruebas en humanos comenzaron en el Kaiser Permanente Washington Health Research Institute, en Seattle, estado de Washington.

Jennifer Haller, primera participante en un ensayo clínico que incluye a 45 personas, ya ha recibido una dosis experimental. «Todos nos sentimos muy indefensos. Esta es una gran oportunidad para hacer algo», comentó Haller.

Incluso si todo va bien, la vacuna no estaría disponible para el uso extenso hasta dentro de 12 o 18 meses, señaló el doctor Anthony Fauci, de los Institutos Nacionales de la Salud.

La vacuna experimental, conocida bajo el nombre en clave mRNA-1273, fue desarrollada por los NIH y la compañía biotecnológica Moderna Inc., con sede en Massachusetts. No hay posibilidad de contagio para los participantes, puesto que las vacunas no contienen el coronavirus en sí.

Mundo
RT en Español.- La Administración suspenderá los fondos para la Organización Mundial de la Salud mientras evalúa su papel "en el severo mal manejo y encubrimiento de la propagación del coronavirus",...
Canal Caribe.- La rápida transmisión de la COVID-19 ha puesto en jaque los sistemas de salud de varios países del mundo, y evidencia que cuando la atención sanitaria está enteramente privatizada, la respuesta es a&u...
Jennifer Haller, la primera participante en el proyecto norteamericano, ya ha recibido una dosis experimental. Autor: AP...
Lo último
La Columna
La Revista