La Habana, 20 de septiembre de 2007.

Queridas amigas y amigos:

Un año más aquí en este marco de trabajo que amablemente nos brindan ustedes, donde se han sellado durante tantos años compromisos y voluntades de colaboración por la cantidad de millones de Euros.


Es una ocasión excepcional, ya que se cumplen ahora diez años de la fundación de mediCuba-Europa y quince de la fundación de mediCuba-Suiza. Y para nosotros ha sido una experiencia extraordinaria, no solo por la cantidad de recursos movilizados, sino por lo que ello ha significado para la economía y la sociedad de Cuba, y su Sistema de Salud; y por lo que ha significado también de movilización social en Europa.

Y en esta celebración doble, deseamos renovar nuestro compromiso, por nuevos períodos, de otros 10 y 15 años, con el Sistema de Salud Cubano. Por eso nos sentimos especialmente satisfechos de firmar en este acto un Acuerdo Marco de Colaboración para los próximos años de mediCuba-Suiza; y nos proponemos firmar un convenio similar para mediCuba-Europa el próximo año.

En estos días de trabajo intenso, hemos tenido la oportunidad de cosechar con ustedes los resultados que conjuntamente hemos ido sembrando durante todo este tiempo, y hemos podido constatar que sin duda alguna gracias a la seriedad y la profesionalidad de su trabajo en la ejecución de los proyectos, se ha obtenido el importante impacto generado, ya por todos conocido. Sin duda, son ustedes los verdaderos protagonistas, por eso, si alguien merece un elogio son ustedes.

Nosotros somos tan solo portadores de una misión de solidaridad, de una parte de la sociedad europea, que por otra parte, no coincide necesariamente con las posiciones oficiales de algunos de nuestros gobiernos.

Nos satisface saber que hemos contribuido a aportar un sentido estratégico a la cooperación, siempre basada en la solidaridad con Cuba y sus logros sociales, pero con una proyección de sostenibilidad a largo plazo y de aprovechamiento al máximo de las capacidades profesionales, técnicas, científicas y tecnológicas que aporta Cuba en su propio beneficio.

Finalmente, quisiera aprovechar para hacer una mención especial al organismo de cooperación de Suiza, COSUDE, que demuestra que es posible mantener un espíritu de colaboración, sin injerencias ni condicionamientos que afectan a la soberanía de los pueblos.

Aprendiendo de los aciertos y las dificultades de todo este tiempo de colaboración conjunta, podemos extraer la enseñanza, que, tal como ha dicho Raúl Castro en su discurso más reciente, “debemos seguir trabajando con sentido crítico y creador, sin esquematismos ni anquilosamientos”.

Y con este mismo espíritu creador, les invito a inaugurar un nuevo período, de otros 10 o 15 años, de colaboración conjunta.

Muchas gracias.

Solidaridad
El próximo viernes 3 de diciembre, a las 19:00 horas, en el Colegio Médico de Málaga, dará una Conferencia el Doctor Nelido González, Jefe del Grupo Nacional de Oncología de Cuba. Versará sobre el desa...
La aasocición solidaria Freundschaftsgesellschaft BRD-Kuba nos ofrece imágenes de una de las acciones realizadas este mes de noviembre, en el marco de la respuesta del Movimiento Internacional de Solidaridad con Cuba al bloqueo y la inj...
Euskadi-Cuba.- En el marco del proyecto "Mujeres cubanas inmigrantes: un ejemplo de empoderamiento e integración en la construcción de ciudadanía crítica y activa", seguimos conversando con nuestras compañ...
Lo último
La Columna
A los dirigentes europeos
Gerardo Moyá Noguera*.- La Revolución cubana podemos afirmar rotundamente que es obra del pueblo cubano y mantenida por sus dirigentes gubernamentales, como Fidel Castro Ruz. Gracias a todos ellos, Cuba y  su pueblo se han mantenid...
La Revista