Cuba Hoy.- Enmanuel Vigil es uno de esos médicos cubanos sin fronteras. A pesar de su juventud, tiene en su haber 7 misiones internacionalistas, varias de ellas como miembro de la Brigada cubana especializada en epidemias y desastres naturales, Henry Reeve. Pero Enmanuel, o mejor, Pichi, como lo conocen sus amigos, es ante todo un tremendo ser humano: amigo, esposo y padre a tiempo completo, un revolucionario cabal, que ama a Cuba con una intensidad sin límites y un fidelista a toda prueba. Su mayor orgullo, ser cubano: Hombre sincero, elocuente, aventurero, de gran sentido del humor, amante de la paz y de la risa, capaz de sentir en carne propia el dolor ajeno y de llevar sus conocimientos y su mano amigo a todo el que lo necesite. En el se encierran muchos amores. Por eso nuestro equipo quiso acercarse a él, a su vida, a su familia.


Médicos cubanos: esclavos solo del deber

Vivir siempre el día 21, del coronel doctor Carlos Manuel Castro Baras presentado por la Casa Editorial Verde Olivo, recoge las experiencias, anécdotas, vivencias y descripciones del jefe de la Brigada Médica Cubana en Guinea Conakry en 2014, durante la epidemia del Ébola

Ricardo Alonso Venereo - Granma

«En momentos en que nuestros enemigos tratan de desprestigiar a nuestro sistema de salud y critican la presencia de nuestros médicos en muchas partes del mundo, donde brindan su ayuda humanitaria, la salida de este libro es de una gran importancia», dijo José Ángel Portal Miranda, ministro de Salud Pública, durante la presentación de Vivir siempre el día 21, del coronel doctor Carlos Manuel Castro Baras, en la sala Nicolás Guillén de La Cabaña.

De la Casa Editorial Verde Olivo, la presente entrega recoge las experiencias, anécdotas, vivencias y descripciones del jefe de la Brigada Médica Cubana en Guinea Conakry en 2014, durante la epidemia del Ébola, a donde marcharon con peligro para sus vidas 256 integrantes de nuestro sistema de salud, repartidos entre Guinea, Sierra Leona y Liberia, en el África Occidental.

Según comentó el Ministro de Salud, al llamado de la Revolución para ofrecer su ayuda a estos pueblos hermanos, manifestaron su disposición 17 000 trabajadores, entre galenos, enfermeros y personal de apoyo. Gracias a la labor de nuestro personal médico se lograron salvar más de 400 vidas.

De acuerdo con el testimonio gráfico ofrecido por algunos de los galenos que participaron en esta gloriosa página del internacionalismo cubano, muchas personas les estaban agradecidas por su ayuda y tenían palabras de reconocimiento para nuestro Comandante en Jefe Fidel.

«Hoy, cuando nos acusan de ser esclavos, les decimos a nuestros enemigos que sí, que somos esclavos, pero del deber, y que en nuestras mochilas solo llevamos la ética que siempre nos ha caracterizado, el humanismo que nos enseñaron la Revolución y nuestro Comandante, y la solidaridad, a la que nunca renunciaremos».

Solidaridad
Enrique Ubieta Gómez - Especial para CubaSí.- El cielo está despejado, el sol, tantas veces invocado, nos recuerda a la Patria, ya cercana en el tiempo. La Brigada Henry Reeve termina oficialmente su labor mañana 10 de jul...
teleSUR.- El viceministro de Relaciones Exteriores de Cuba, Rogelio Sierra Díaz, al ofrecer declaraciones sobre el proceso de paz en Colombia, del cual su país es garante, ratificó la permanencia de la nación caribeñ...
teleSUR.- Más de seis millones de personas en 34 países, incluyendo Estados Unidos, Italia y Portugal, han sido beneficiados durante los 16 años en marcha del proyecto Misión Milagro —ideado por los comandantes revol...
Lo último
La Columna
La isla de ‘los esclavos’, 5
Andrés Marí - Cubainformación / Fundació Vivint.- Se cuenta que una noche al amparo de un mechón con mucha peste a luz brillante y --‘por si otras moscas llegan’--, dado que los gringos habían log...
La Revista