teleSUR.- El canciller de Cuba, Bruno Rodríguez, destacó la importancia que tiene la unión y cooperación de los países del ALBA-TCP ante las acciones unilaterales de Estados Unidos que atentan contra la soberanía de la región.


Los efectos de la COVID-19 exigen del ALBA-TCP complementariedad, cooperación y solidaridad

La Habana, 29 jun (ACN) El ministro de Relaciones Exteriores de Cuba, Bruno Rodríguez Parrilla, participó hoy en el XX Consejo Político y el X Consejo Económico de la Alianza Bolivariana para los Pueblos de América – Tratado de Comercio de los Pueblos (ALBA-TCP).

A continuación, la Agencia Cubana de Noticias transmite íntegramente sus palabras.

Estimado Canciller Jorge Arreaza, Estimado Vicepresidente y Ministro Tareck El Aissami, estimados ministros y jefes de delegaciones.

Deseo ante todo saludar la iniciativa del Gobierno de la República Bolivariana de Venezuela de convocar a un consejo simultáneamente. Quisiera también expresarles mi reconocimiento y felicitación a PetroCaribe, en su decimoquinto aniversario, por su extraordinaria contribución al desarrollo y a la seguridad energética de nuestros países.

Hoy los efectos de la pandemia de la COVID-19 exigen de nosotros una respuesta dinámica, concertada, eficaz, basada en la complementariedad, la cooperación y la solidaridad.

Hemos defendido conjuntamente el derecho a la salud, el derecho a la vida de nuestros pueblos sin encontrar ninguna contradicción con el ejercicio del derecho al desarrollo.

En momentos de la pandemia se ha recrudecido notablemente la política injerencista e intervencionista de dominación del imperialismo estadounidense contra nuestra América, basada en la Doctrina Monroe.

Frente a eso, los países del ALBA-TCP fortalecemos nuestras convicciones, la defensa de nuestra soberanía, de la concertación de las acciones de nuestros pueblos y de la cooperación orientada a asegurar el desarrollo económico y el desarrollo social.

Desde nuestra Isla hemos realizado nuestros esfuerzos, trabajan ya en 70 países contingentes médicos en el enfrentamiento a la pandemia, de manera callada y modesta como debe ser, bajo el liderazgo y la autoridad de los gobiernos nacionales.

En las últimas semanas o meses han salido 38 contingentes de salud de Cuba a 35 países, y sorprendentemente este esfuerzo es acogido por los pueblos con gratitud, y en este sentido quiero expresar profundo aprecio a la declaración de la Organización de Estado del Caribe Oriental, antes, de CARICOM y de muchos de nuestros colegas de las distintas regiones del planeta con relación a este esfuerzo humanitario conjunto.

Sin embargo en esta circunstancia el gobierno de los Estados Unidos recrudece una campaña insidiosa, calumniosa contra la cooperación médica cubana, acusa a Cuba de realizar trata de personas en este proceso como si se pudiera ocultar la verdad y engañar a la gente.

Quisiera denunciar el recrudecimiento del bloqueo económico, comercial y financiero que en medio de la pandemia se intensifica, incluso en áreas de perfil totalmente humanitario.

Quisiera reiterar nuestra profunda e invariable solidaridad a la República Bolivariana de Venezuela y a Nicaragua en momentos en que las medidas coercitivas unilaterales, crueles, ilegales, injustas, que provocan graves daños humanitarios contra sus pueblos y constituyen violaciones flagrantes del derecho internacional.

Quisiera ratificar nuestro apoyo al derecho de los países del Caribe a recibir un trato justo, especial y diferenciado; tan necesario para enfrentar los retos derivados del cambio climático, los desastres naturales y el injusto sistema financiero internacional.

Ante tamaños desafíos, la defensa del derecho a la paz constituye siendo prioridad fundamental y estoy seguro que el ALBA seguirá siendo un baluarte en defensa de la proclama de la América Latina y el Caribe como zona de paz.

Quisiera reiterar el compromiso de Cuba y la disposición de nuestro país en relación con medidas colectivas y eficaces de enfrentamiento a la pandemia de COVID-19. En particular la disposición a sostener intercambios científicos y de salud, brindar asesoramiento mutuo en aras de impulsar la colaboración entre los países del ALBA.

En este propio mes de julio podría realizarse, si así fuera acordado, un ciclo de videoconferencia entre expertos de nuestros países en relación con el tratamiento y la prevención de la COVID-19. Ponemos a disposición a nuestros científicos y expertos para participar en ese empeño, la posibilidad de utilizar al reconocido Instituto de Medicina Tropical “Pedro Kourí”, como una institución científica de referencia que podría fungir como consultora a los efectos de integrar estos esfuerzos.

También quisiera poner a disposición de todos, nuestros protocolos epidemiológicos, nuestros resultados en materia de desarrollo de fármacos innovadores de última generación y compartir los resultados de la investigación científica.

De manera que nosotros sentimos que frente a los desafíos, los países del ALBA-TCP disponemos de los instrumentos que nos permitirán enfrentarlos con toda eficacia y salir victoriosos.

 

Rodrigo Malmierca: Cuba defiende la necesidad de la soberanía bancaria para enfrentar sanciones unilaterales

No faltó en los discursos de nuestros representantes la alusión al cruel e inhumano bloqueo de Estados Unidos hacia Cuba, intensificado durante esta crisis global

Granma

Los ministros de Relaciones Exteriores de Cuba, Bruno Rodríguez, y de Comercio Exterior, Rodrigo Malmierca, fueron la voz de Cuba durante la reunión del XX Consejo Político y el X Consejo Económico de la Alianza Bolivariana para los pueblos de América – Tratado de Comercio de los Pueblos (ALBA-TCP), que tuvo lugar en la tarde de este lunes. 

El Ministro cubano del Comercio Exterior, Rodrigo Malmierca, resaltó la necesidad de desarrollar el intercambio con zonas de desarrollo de otros países del ALBA-TCP. La actividad de cruceros tiene como principal destino al Caribe lo que constituye un reto, pero también una oportunidad para incrementar la cooperación y la posición de nuestros países en esta industria.

Asimismo, debemos aprovechar los acuerdos comerciales suscritos entre los miembros del ALBA y promover el desarrollo de cadenas de valor entre nuestras naciones y promover el desarrollo de las industrias y de las micro y medianas pequeñas empresas priorizando la producción de alimentos y el sector agroindustrial.

La situación actual es un desafío, pero, repito, también es una oportunidad para fortalecer la cooperación económica entre nuestros países. Debemos desarrollar un sistema bancario propio, que nos permita enfrentar con soberanía las sanciones unilaterales coercitivas.

Es nuestra responsabilidad aunar voluntades y esfuerzos para enfrentar este inmenso reto y continuar la obra Bolívar, Martí, Fidel y Chávez. Impulsemos la integración económica del ALBA. EL empeño de todos será decisivo. Hagámoslo por el derecho a la soberanía, paz y al desarrollo de nuestros pueblos, concluyó.

Solidaridad
Cubadebate.- Este jueves, personalidades y organizaciones italianas pidieron al gobierno nacional que adopte una posición firme contra el bloqueo de Estados Unidos a Cuba en la próxima votación de la resolución aprobada an...
MSc. Yoslan Silvero González - Cubadebate - Foto tomada de Granma.- La cooperación Sur-Sur ha sido un pilar fundamental de la política exterior del gobierno cubano, basada en los principios de la solidaridad y el internacionalism...
Prensa Latina.- Siria y Cuba celebraron 55 años del establecimiento de relaciones diplomáticas, con un acto efectuado en el Centro Cultural de Damasco, donde se reiteró la solidaridad entre las dos naciones....
Lo último
La Columna
La Revista