Paquita Armas Fonseca - Cubadebate.- Victor Hugo ha realizado una prominente carrera, primero como comentarista deportivo en Argentina.


 

“Un fenómeno profundamente malvado se construyó en los cuatro años del gobierno de las corporaciones. Humanamente es una depravación irreversible, con la que habrá que convivir y enfrentar en cada trinchera, así sea el hoyo de un topo. El Pro es una creación de la derecha feudal, empresaria, eclesiástica, banquera y mediática de la Argentina. Un poder devastador de los valores que proclama con el cinismo de un criminal que va a la marcha por la víctima. Parangonan el desparpajo para acusar a otros de sus delitos, como el confesor que vive abrazado a los pecados que condena”, este es un fragmento del libro Batalla cultural que ahora escribe Víctor Hugo Morales.

Este hombre, nacido en Uruguay pero que ha realizado una prominente carrera, primero como comentarista deportivo en Argentina, especialmente en el fútbol, luego devino una pieza indispensable del periodismo que se opone a la opresión del ser humano. En la inicial entrevista que me concedió dijo al hablar sobre el programa De zurda:

“Lo primero que rescato, y la voy a sorprender, fue entrar a Cuba. Fue estando aquí en algún viaje, cuando, al ver la fuerte presencia de Telesur, me imaginé en su pantalla para llegar a los cubanos. Cuba es, para mi generación, la más alta, la más emocionante de las banderas en la construcción del mundo soñado. En la curva de mi vida hacia el ocaso, aun más fuertemente. Porque he aprendido que algunos reparos eran el fruto de mi formación burguesa ese ámbito donde se habla de libertad tan solo como la manera de hacer negocios. La verdadera libertad del hombre no es posible sin igualdad. Me fui algo lejos. Pero De Zurda es antes que nada, estar en Cuba, esa tibieza, nada menos”.

Además de ser un hombre de la radio y la televisión ha escrito, entre otros, los libros El intruso (1979,) Un grito en el desierto (1998), Hablemos de fútbol. Maradona, Bilardo, Pekerman, Zamorano (2006), Barrilete cósmico (el relato completo) (2013), Audiencia con el diablo (2014), Papel prensa, el grupo de tareas (2017), La herida azul (2017) y Demanda contra demanda (2018).

Dos semanas atrás inauguró el programa Batalla cultural por C5N, los martes a las once de la noche. Su lucha en contra de la prensa de derecha que entorpece las medidas para enfrentar la pandemia, está presente en sus espacios para la radio y la televisión.

—Cuando empezó la pandemia de la COVID-9, tu espacio La mañana tenía dos horas diarias y ahora cuatro. ¿Por qué?

Eran tres horas diarias. Al programa le ha ido muy bien. Hace poco me ofrecieron hacer una hora más. Puede ser por eso. Disfruto más porque al trabajar con mucha producción previa cada día, la actualidad entra con más comodidad. Antes me quedaban temas afuera. Ahora también, la verdad. Podría hacer un programa desde que me levanto hasta irme otra vez a la cama.

—¿Qué ha representado para ti AM 750 luego de tu salida de Radio Continental?

Ha sido un golpe de fortuna. Es una radio de formato pequeño y en ella hicimos una buena campaña. No quiero ser desagradecido con otras épocas, pero ha sido esta la de mayor felicidad personal, en lo que  esta depende del trabajo

—A ese trabajo diario en la radio se une tu comentario en C5N, ¿qué tiempo llevas con ese doble protagonismo en radio y tv?

Termino en la radio, empiezo a preparar las coordenadas de la TV y luego almuerzo y sesteo. A las cuatro retomo y así hasta la hora de ir al aire. Luego viene mi tiempo de películas y lecturas.

—¿Sabes por estudios de audiencia si los que te oyen en la radio, son los que ven tu espacio televisivo?

Presumo que en buena parte se repiten los seguidores. Pero hay más en la televisión. En el radio donde se miden las audiencias hay unos 200 o 300 000. Eso sin contar el resto del país, fuera de la capital y el primer cordón de lo que llamamos el Gran Buenos Aires.

Pero el tipo de oyentes son los mismos. Progresistas, con inquietudes culturales, refutadores del sistema mediático dominante. La sensación algo decepcionante es que les halamos a la misma gente y la otra, nos ignora. Es una pena porque hablarle a los convencidos es insuficiente.

—Ahora los martes haces Batalla cultural en C5N. ¿Qué te ha llevado a este programa?

La columna es muy vista. Los números son tremendos casi todos los días. El canal ve eso y trata de aprovechar. Me ofrecen hacer un programa, el que quiera. Y solo tengo deseos de dar esa batalla cultural. No hay búsqueda de más dinero y menos del éxito, esa impostura. Es aprovechar una herramienta más en la pelea que siento que vale la pena

—¿Qué objetivo persigues con esta nueva propuesta?

El objetivo en todo lo que hago es ayudar ayudándome a pensar. La exigencia de crecer para hacer mejor la tarea me permite una superación personal. Para fundamentar lo que digo debo trabajar, leer, informarme más que la media. Son más las horas de producción que las de trabajo en sí mismo.

—¿Por qué consideras que algunos periodistas y medios de prensa son culpables de contagios y muertes por COVID-19 en Argentina?

La cuarentena estaba muy bien. Cuando la derecha mediática detectó que esto le daba enorme popularidad al presidente actual comenzó a preocuparse. Pusieron sus editoriales y voceros a romper la cuarentena. Es sencillo el razonamiento. Si la cuarentena fue la única vacuna posible, dejar de administrarla trajo mas contagios y por ende la muerte. La tarea de muchos periodistas fue acompañar a los patrones mediáticos de la derecha poniéndole el rostro al desastre que sobrevino. Por supuesto que nadie se hará cargo de lo que provocaron.

—¿Cómo calificas la situación en Argentina con esta pandemia?

Fue estupenda con números proporcionalmente iguales a los de Cuba hasta que se rompió la cuarentena estricta. Ahora los números son 10 veces los de Cuba, tomando a la isla como patrón. Como en tantos temas ustedes son una isla.

—Además de todo lo que estás trabajando, ¿algún libro en perspectiva?

En un mes o dos saldrá un libro que ya venía preparando con un gran colaborador, muy buen analista de las campañas del medio llamado Alberto Mahr.

Los recursos televisivos dejan su lugar a los gráficos. Es como un libro de historietas en el que iremos exhibiendo el tipo de persecución empleado. La argamasa son  mis análisis de lo que la grafica presenta.

(Tomado del Portal de la Televisión Cubana)

Solidaridad
Canal Caribe.- Jefes de estado y gobierno rechazaron en la ONU las Medidas Coercitivas de Estados Unidos contra Cuba. Como había denunciado el presidente Miguel Díaz-Canel Bermúdez, en su discurso ante la Asamblea General, el blo...
Dailenis Guerra Pérez - Cubainformación / Cuba en Resumen.- El Bloque Nacionalista Galego (BNG) solicitó hoy al gobierno español que incorpore medicamentos de Rusia, Cuba y China en su lista de fármacos contra la Co...
Euskadi-Cuba.- La Exposición "Cuba, la isla solidaria" estará expuesta en Santurtzi, en la Sede del PCE-EPK (Plaza Aldapa, Nº 9), entre los días 22 de Septiembre y 12 de Octubre....
Lo último
Cuba-China: La amistad borra la distancia
Alberto Blanco Silva (Foto: Ismael Francisco) - Cubadebate.- En vísperas de conmemorarse el aniversario 60 del establecimiento de relaciones diplomáticas, deseo compartir algunas reflexiones que contribuyan a explicar la amistad entra&n...
Ver / Leer más
Todo por el voto
Randy Alonso Falcón - Cubadebate.- Donald Trump anda frenético recorriendo los estados decisivos para la jornada electoral del próximo 3 de noviembre. Promete por aquí, entrega fondos para inversiones por allá, acus...
Ver / Leer más
La Columna
La Revista