"En la foto aparece, junto a nuestra querida hermana Alicia Jrapko , en un acto de solidaridad con Los Cinco en Los Angeles, California". Foto tomada del facebook de Gerardo Hernández Nordelo.


Gerardo Hernández Nordelo - CubaSí.- Ha fallecido, a los 91 años, el actor norteamericano Ed Asner.  Quizás para la mayoría de las personas en Cuba su nombre no diga mucho, aunque lo hayan visto en alguna de sus más de 300 películas y series televisivas.

Alcanzó la fama con la serie que llevaba el nombre de su personaje, Lou Grant, redactor jefe de Los Angeles Tribune, que inspiró a no pocos jóvenes de los años 70 y 80 para estudiar Periodismo.

Los Cinco lo conocimos bien, porque cuando más oscura era la noche para nosotros, cuando pocos se atrevían a mezclar su nombre con el de 'cinco espías cubanos', Ed Asner, como Danny Glover y otros, nadó contra la corriente, abandonó el bando del dinero, y se puso del lado de la justicia apoyando nuestra causa.

En estos tiempos en que algunos venden sus principios y se sienten libres para ofender a José Martí, pero no a Emilio Estefan, el ejemplo de Ed Asner nos recuerda que el apóstol tenía razón: Cuando hay muchos hombres sin decoro, hay siempre otros que tienen en sí el decoro de muchos hombres.

En paz descanse Ed Asner! #Cuba #USA #EEUU  #CubaSolidaria #ViviremosYVenceremos

Texto tomado del facebook de Gerardo Hernández Nordelo.

 

Muere a los 91 años el actor estadounidense Ed Asner, solidario con la causa de los Cinco

Cubadebate

El actor de televisión Ed Asner, ganador de siete premios Emmy, murió a los 91 años, según informó su familia el domingo.

"Lamentamos decir que nuestro querido patriarca falleció esta mañana, en paz. Las palabras no pueden expresar la tristeza que sentimos", escribió la familia en la cuenta de Twitter del actor.

Su publicista dijo que Asner murió de causas naturales.

Asner se dio a conocer inicialmente como el jefe Lou Grant en el "Mary Tyler Moore Show", icónico programa de televisión que se emitió entre 1970 y 1977, y más tarde en una secuela basada en su personaje.

Ganó tres de sus siete Emmys en ese rol, uno por un papel cómico y otro dramático.

Asner también conquistó a una generación de seguidores en otro papel de hombre rudo con corazón de oro: el viudo Carl Fredericksen en la película animada "Up" en 2009.

Nacido el 15 de noviembre de 1929 en Kansas City fue un también un activista liberal y participó en protestas a favor de los sindicatos y en contra de la pena de muerte.

Gerardo Hernández: Asner estuo del lado de la justicia en la causa de los Cinco

El Coordinador Nacional de los Comités de Defensa de la Revolución (CDR) y héroe de la República de Cuba, Gerardo Hernández Nordelo, reaccionó en la red social Facebook a la muerte de Asner.

Quizás para la mayoría de las personas en Cuba su nombre no diga mucho, aunque lo hayan visto en alguna de sus más de 300 películas y series televisivas. Alcanzó la fama con la serie que llevaba el nombre de su personaje, Lou Grant, redactor jefe de Los Angeles Tribune, que inspiró a no pocos jóvenes de los años 70 y 80 para estudiar Periodismo.

Los Cinco lo conocimos bien, porque cuando más oscura era la noche para nosotros, cuando pocos se atrevían a mezclar su nombre con el de "cinco espías cubanos", Ed Asner, como Danny Glover y otros, nadó contra la corriente, abandonó el bando del dinero, y se puso del lado de la justicia apoyando nuestra causa.

En estos tiempos en que algunos se venden al mejor postor y ofenden a #JoséMartí para congraciarse con los dio$es E$tefan, el ejemplo de #EdAsner nos recuerda que el apóstol tenía razón: Cuando hay muchos hombres sin decoro, hay siempre otros que tienen en sí el decoro de muchos hombres. En paz descanse Ed Asner!

Del ejército a las tablas

Nacido en Kansas City (Misuri) y criado en Kansas en el seno de una familia de inmigrantes judíos ortodoxos de Polonia y Rusia, Asner hizo sus pinitos interpretativos primero en la radio y luego en sus dos años en la Universidad de Chicago, la ciudad donde lanzaría profesionalmente su carrera teatral tras pasar por el Ejército forzosamente durante la guerra de Corea, cuando estuvo destinado en Francia.

Las buenas críticas que recibió mientras actuaba con el Playwrights Theater Club le animaron a mudarse a Nueva York, donde actuó en Broadway y en televisión, pero acabó trasladándose a Los Ángeles y asentó su carrera. Aunque quería huir de los papeles cómicos, hizo una audición a los 40 años para el papel de Lou Grant en ‘La chica de la tele’ que le abrió las puertas al personaje que marcaría su carrera.

Asner estuvo activo en causas políticas progresistas, de la lucha por el sindicalismo a la protesta por la política estadounidense de Ronald Reagan de apoyo a la dictadura militar en el Salvador, y mantuvo esas peleas conforme presidió entre 1981 y 1985 el Sindicato de actores de Estados Unidos, un activismo que le granjeó enemistades de personajes como Charlton Heston y le forzó durante un tiempo a tener guardaespaldas y que se vinculó a la suspensión de ‘Lou Grant ‘aunque la cadena alegara pérdida de audiencia.

En el prólogo de un libro sobre la serie Asner escribió que fue uno de los logros como actor que le hacían sentirse más orgulloso.

“Sabía entonces que estábamos haciendo trabajo excepcional e importante que tenía el poder de provocar cambios en nuestro mundo”, escribió. “Puedo sonar egocéntrico porque era, al fin y al cabo, solo un programa de televisión, pero tengan en cuenta que alcanzaba en horario de máxima audiencia 40 millones de hogares. Se vio en 72 países y en muchos de ellos la idea misma de libertad de prensa es asombrosa.

Ese tipo de poder”, continuaba, “da a mi industria una obligación de ser responsable de lo que producimos y, en ese sentido, ‘Lou Grant’ fue ejemplar”.

(Con información de agencias)

 

 

Ed Asner, artista cívico y ciudadano decente

Joel del Río - La Jiribilla / Cubacine

Hay algunos ingenuos que consideran la decencia y el civismo cualidades inherentes a los grandes artistas. Y no es el caso. Los ejemplos, desgraciadamente, sobran. Pero en lugar de listar la infinita relación de creadores muy talentosos y desprovistos por completo de escrúpulos morales, patriotismo o integridad, hoy preferimos lamentar el deceso de uno de los imprescindibles, como le llamaría Silvio Rodríguez en una memorable canción: Ed Asner, quien acaba de fallecer de causas naturales a la edad de 91 años.

La comunidad cinematográfica y progresista del mundo lamenta el deceso del actor norteamericano, muy conocido por prestar su voz para una de las mejores películas animadas de la última década aproximadamente: Up (2009), con la que se ganó la preferencia de las nuevas generaciones interpretando al viudo Carl Fredricksen, un anciano gruñón con corazón de oro. Desde mucho antes, Asner se había convertido en una leyenda de la televisión norteamericana al interpretar el papel de Lou Grant, durante las décadas de los años setenta y ochenta, en el espacio televisivo The Mary Tyler Moore Show (1970-1977) y en la continuación, titulada Lou Grant (1977-1982) gracias a su personaje.

“La comunidad cinematográfica y progresista del mundo lamenta el deceso del actor norteamericano Ed Asner”.

De este modo, Asner fue de los pocos actores de televisión que puso en circulación una versión cómica y otra dramática del mismo personaje. Siete premios Emmy (el Óscar televisivo) ganó el actor, y cinco de ellos fueron en reconocimiento a su interpretación de Lou Grant en sus varias etapas, y los dos Emmy restantes le fueron conferidos por su actuación en dos célebres miniseries: Rich Man, Poor Man (1976) y Roots (1977).

Además de la fama y el reconocimiento que tuvo como actor, Asner utilizó la visibilidad que su profesión le brindó para apoyar causas progresistas y de izquierda. Se enfrentó a Ronald Reagan, luchó contra el apoyo norteamericano a los dictadores latinoamericanos, y en su papel de presidente, en dos periodos del Screen Actors Guild, se opuso con fuerza a las políticas del gobierno norteamericano en Centroamérica y trabajó muy de cerca de la Alliance for Survival, además de jugar un importante papel en la huelga de guionistas de 1980 que reclamaba, con justicia, mejores salarios.

“Parece imposible enumerar las muchísimas actividades progresistas y humanitarias que Asner realizó junto con su carrera histriónica”.

También se mostró activo en el movimiento para liberar al periodista afronorteamericano Mumia Abu-Jamal, condenado primero a pena de muerte y luego a prisión perpetua. También apoyó la campaña para imponer el California One Care, que reforzaba la salud pública, y para ello creó incluso un anuncio televisivo. Durante 2008, apoyó a Barack Obama en su elección presidencial y también fue miembro del Democratic Socialist Organizing Committee (DSOC) y de la organización sucesiva, la Democratic Socialists of America.

Por supuesto que tales actividades tuvieron su precio. En 1982, CBS canceló súbitamente Lou Grant a pesar de su alto rating, y el actor estaba convencido de que declinaron renovarlo solo por sus ideas de izquierda y la amplia publicidad que le confería a su manera de pensar. Además, Asner formó parte del Entertainment Board of Directors y del Survivor Mitzvah Project, una organización sin fines de lucro dedicada a la asistencia de los ancianos y pobres que lograron sobrevivir al Holocausto nazi en Europa Oriental.

También fue miembro del Comic Book Legal Defense Fund, una organización para defender la libertad de pensamiento entre los creadores de historietas perseguidos por el contenido de su obra, y en esa misma época fue consejero del Rosenberg Fund for Children, creada por los hijos de Julius y Ethel Rosenberg, que suministraba fondos a los hijos de los activistas políticos desprovistos de sus trabajos y de los medios para ganarse la vida.

Ed Asner prestó su voz para una de las mejores películas animadas de la última década, Up, con la que se ganó la preferencia de las nuevas generaciones interpretando a un anciano gruñón con corazón de oro.

Cuenta el documentalista Michael Moore que cuando estaba haciendo su primera película, Roger and Me, carecía por completo de fondos y les escribió a varias personas famosas para pedir ayuda. Solo uno respondió: Ed Asner, y le escribió diciendo que su proyecto sonaba a gran película, y le endosó 500 dólares. Moore también reconoció, en una sentida y breve nota que publicó en su muro de Facebook, que Asner le confesó en algún momento: “Mira, nunca ha sido fácil en Estados Unidos hablar en contra del status quo. Yo no pienso parar ahora”. El documentalista reconoce que sintió gran afecto por Asner precisamente por no detenerse nunca en su camino de inconformidad y búsqueda de la igualdad.

Parece imposible enumerar las muchísimas actividades progresistas y humanitarias que Asner realizó junto con su carrera histriónica. Hay que mencionar, al menos, otras tres: apoyó la Humane Borders, una organización de Arizona que se ocupa de mantener depósitos de agua en el desierto de Sonora para uso de los migrantes indocumentados; creó en 2017 el Ed Asner Family Center para proveer a los jóvenes asesoramiento vocacional y ayudar a sus familias; y el apoyo que le brindó a los Cinco Héroes, prisioneros en Estados Unidos.

Ed Asner se encontraba entre las principales personalidades norteamericanas del mundo de la cultura que apoyaron la causa de los cinco cubanos, y se ganó por supuesto la crítica de los sectores más derechistas de Estados Unidos. Según informa Cubadebate, el Coordinador Nacional de los Comités de Defensa de la Revolución (CDR) y Héroe de la República de Cuba, Gerardo Hernández Nordelo, reaccionó de este modo, en Facebook, a la muerte de Asner: “Los Cinco lo conocimos bien, porque cuando más oscura era la noche para nosotros, cuando pocos se atrevían a mezclar su nombre con el de ‘cinco espías cubanos’, Ed Asner, como Danny Glover y otros, nadó contra la corriente, abandonó el bando del dinero, y se puso del lado de la justicia apoyando nuestra causa”.

“Ed Asner se encontraba entre las principales personalidades norteamericanas del mundo de la cultura que apoyaron la causa de los cinco cubanos, y se ganó por supuesto la crítica de los sectores más derechistas de Estados Unidos”.

En un testimonio importante y retrospectivo, en el cual hablaba sobre la cancelación por motivos políticos de su famoso programa Lou Grant (1977-1982), cuyo protagonista era el redactor jefe de Los Angeles Tribune, toda una inspiración para los jóvenes que, en aquella época, se interesaron en estudiar Periodismo, Asner reconoció lo siguiente: “Sabía entonces que estábamos haciendo un trabajo excepcional e importante que tenía el poder de provocar cambios en nuestro mundo. Puedo sonar egocéntrico porque era, al fin y al cabo, solo un programa de televisión, pero tengan en cuenta que alcanzaba, en horario de máxima audiencia, 40 millones de hogares. Se vio en 72 países y en muchos de ellos la idea misma de libertad de prensa resultaba asombrosa. Ese tipo de poder da a mi industria una obligación de ser responsable con lo que producimos”.

Ed Asner seguramente murió orgulloso de haberlo sido y de consagrar su talento y esfuerzos a mejorar el mundo en cuanto al imperio de la justicia y la libertad.

Tomado de Cubacine

Solidaridad
Canal Caribe.- En horas de la mañana de este jueves 23 de septiembre falleció Magali Llort Ruiz, madre del Héroe de la República de Cuba Fernando González Llort. A lo largo de su vida se distinguió por su fir...
La Habana, 12 sep (Prensa Latina) Aún no salía el sol aquel 12 de septiembre, hace hoy 23 años, cuando un operativo del estadounidense Buró Federal de Investigaciones (FBI) sacaba de sus hogares a cinco hombres que actuaba...
Lo último
La Columna
La Revista