Cubadebate - Video: TV Cubana.- Recientemente más de cien organizaciones de Estados Unidos confirieron el Premio de la Paz de los Pueblos (People's Peace Awards) al Contingente Internacional de Médicos Henry Reeve, de Cuba. Por su novedad y lo que representa para Cuba, la periodista Irma Shelton contactó con la organización estadounidense que lo propuso.


Entrevista con Medea Benjamin a propósito del «People´s Peace Awards» a la Brigada médica cubana «Henry Reeve»

Graciela Ramírez/ Resumen Latinoamericano Corresponsalía Cuba

El Contingente Internacional de Médicos Especializados en Situaciones de Desastres y Graves Epidemias «Henry Reeve» recibió este viernes el People´s Peace Awards (Premio a la Paz de los Pueblos), galardón otorgado por 100 organizaciones y más de 40.000 personas integrantes en Estados Unidos de la campaña por el Nobel de la Paz para los médicos cubanos.

Este contingente fue constituido el 19 de septiembre del 2005 con 1586 profesionales de la salud por iniciativa del líder histórico de la Revolución Cubana, Fidel Castro, para ayudar a la población afectada por el huracán Katrina en Nueva Or­leans, Estados Unidos. Esa ayuda no fue posible, pero un equipo sin precedentes en el mundo ya quedaba conformado. La primera emergencia que enfrentó fue en Guatemala, asistiendo a la población afectada por las inundaciones ocurridas  y luego con el terremoto en Pakistán.  

En 2010 el Continente Henry Reeve asistió a los damnificados por el devastador sismo ocurrido en Haití.  En 2014 Cuba fue uno de los primeros países del mundo en responder al llamado de la Organización Mundial de la Salud (OMS) y de la Organización de Naciones Unidas (ONU) para enfrentar la epidemia de ébola en África, por poner algunos ejemplos de solidaridad internacionalista. 

Consultada sobre las motivaciones que llevaron a las organizaciones a instituir este galardón a los médicos cubanos, Medea nos comentó que la idea surgió al conocer el «fantástico trabajo de las Brigadas Henry Reeve» y al notar «que nunca ganarían el Premio Nobel  porque Estados Unidos no lo permitiría» a pesar que «ese Premio Nobel ha sido concedido a criminales de guerra como Henry Kissinger y a Barack Obama a pesar de que mantuvo a los Estados Unidos involucrados en muchas guerras». 

«Era necesario que haya un premio popular de la Paz que destaque a las organizaciones o individuos que realmente contribuyen a salvar vidas, a construir la diplomacia y a difundir el tipo de claridad moral que el mundo necesita tan desesperadamente» afirmó, poniendo como ejemplo a la Brigada Henry Reeve, que lleva su nombre en honor al combatiente estadounidense caído en las guerras de independencia.

«El ejemplo de las misiones médicas cubanas es precisamente ese tipo de empresa. Es tan inspirador porque muestra lo que podemos hacer si nos unimos para ayudarnos mutuamente, lo que podemos hacer cuando vemos el mundo como una humanidad común», señala, sin olvidar que todas esas acciones solidarias ocurrieron en medio de un contexto económico marcado por un feroz bloqueo impuesto sobre el país, lo cual sin dudas, lo hace más valioso.

Medea Benjamin espera que cuando la situación epidemiológica lo permita, puedan regresar a Cuba y premiar en persona a los jefes de las brigadas que colaboraron en más de 40 países en el enfrentamiento a la Covid-19.

Solidaridad
El 20 de octubre arribó a Nicaragua el primer envío de las vacunas cubanas Abdala y Soberana 02. Foto: César Pérez....
Euskadi-Cuba.- En el video de esta semana a propósito del proyecto “La cooperación Sur-Sur como modelo de empoderamiento y emancipación. Visibilizando Operación Milagro en Argentina”, retomamos la entrevista co...
RT.- "La producción de la Abdala se hará en una planta pública y ya estamos en el proceso de planificación", indicó el presidente Maduro....
Lo último
La Columna
Vivir en paz
Gerardo Moyá Noguera*.- Una vez más y lo repetiremos si es necesario, " dejen a Cuba tranquila". todos los gobiernos de los EEUU, todos, han querido apoderarse de Cuba y acabar (que no podrán) con el socialismo instalad...
La Revista