Visitar Cuba con otros ojos

Informaciones prácticas para visitar Cuba


Visado de turista y pasaporte

Importantísimo: para entrar a Cuba es imprescindible: pasaporte con validez (caducidad) de al menos 6 meses a contar desde la fecha de entrada en el país; un visado con duración de al menos un mes; y seguro médico.

Si el boleto es adquirido en una agencia, esta agencia puede realizar, a la vez, el trámite de visado. Si la compra es a través de Internet, se puede ir también a una agencia –no todas ofrecen este servicio, pero muchas sí- solo para que el trámite de visado, por el que cobran una comisión, pero merece la pena. También hay webs que lo tramitan on line.

La otra alternativa es realizar la gestión directa ante el consulado cubano correspondiente.

Quien viaja desde EEUU, independientemente de su nacionalidad, no puede viajar con visado de turismo, debido a la prohibición del gobierno norteamericano. Solo se puede viajar a través de las categorías especiales de los llamados viajes “people to people”, con regulaciones estrictas.

El documento de visado, que es una pequeña tarjeta con los datos impresos del turista, debe conservarse hasta la salida del país, ya que en el aeropuerto de regreso se le solicitará de nuevo, junto con el pasaporte.

Muy importante: si el motivo de viaje no es hacer turismo (negocios, periodismo, etc.) no es válida la visa turística, y se debe tramitar visa específica (para negocios, prensa, estudios, eventos, etc.) a través del Consulado cubano.

Seguro médico obligatorio

Además de pasaporte y visa, desde el 1 de mayo de 2010 es imprescindible para entrar en Cuba, para personas extranjeras y cubanas residentes en el exterior, tener –y portar- una póliza de seguro de viaje con cobertura de gastos médicos dentro de Cuba.

Igual que con relación a la visa, si el boleto es adquirido en una agencia, esta agencia puede ofertar el seguro médico. Y si la compra es por Internet, muchas de las agencias también ofrecen este servicio.

La póliza de seguro debe ser contratada en origen, pero, como excepcionalidad, se puede contratar una póliza con cobertura de seguro y asistencia suscrita en Asistur, aseguradora cubana, en el aeropuerto de La Habana, puerto o marina.

Para casos de urgencias médicas de cualquier tipo, el sistema de salud cubano garantiza la atención necesaria mediante una red de policlínicos y hospitales, que cubren hasta los rincones más apartados del país. En la inmensa mayoría de las instalaciones hoteleras se provee atención médica primaria.

Seguro de salud obligatorio - Información ASISTUR (aseguradora cubana)

Peso permitido en facturación y medicamentos

Son las compañías aéreas las que imponen estas normas, pero por lo general debemos calcular no facturar más de 23 kilogramos, más –si fuera necesario- 10 kilogramos de medicinas, que deben ir en paquete o maleta aparte. El maletín de mano, de igual modo, según las normas de las compañías aéreas.

Declaración de Aduanas

En el avión, durante el vuelo, la compañía aérea entrega un papel para rellenar, de manera obligatoria, a toda persona de nacionalidad no cubana. Es la Declaración de Aduanas para Pasajeros, en la que se deben indicar aquellos artículos importados (que se introducen en Cuba) que no sean efectos personales y que estén sujetos al pago de derechos de aduanas.

¿Que se consideran efectos personales? - Aduana General de Cuba

Los artículos que no son “efectos personales” a declarar: armas (de fuego, blancas u otras) y sus municiones; animales vivos, productos de origen animal o vegetal; muestras u otros artículos con fines comerciales; pornografía; equipos de comunicación satelital; otros equipos de comunicación (walkie talkie); dinero por encima de 5.000 dólares; obras de arte y objetos de valor museable; y cualquier artículo de alto valor que se prevea reexportar (llevarlo consigo a la salida).
No pueden ser introducidos objetos que no sean efectos personales por un valor superior a los 1.000 dólares. En tal caso serán decomisados.
Los objetos que no sean efectos personales entre 50,99 y 1.000 dólares, pagan derechos de aduanas: de 51 a 500,99 el 100 %; de 501 hasta 1000 el 200 %.
Los artículos que no son “efectos personales” pero que están exentos de pago son: productos farmacéuticos elaborados, sillas de ruedas, libros científicos, técnicos, de arte y literatura; partituras musicales; discos, cintas magnetofónicas, vistas fijas y películas para la enseñanza; prótesis; y los equipos y libros para personas ciegas.

Está prohibido de manera estricta introducir al país más de 5.000 dólares sin declarar.

Para dudas y detalles, visitar el portal de la Aduana de Cuba, y dentro de él, la sección de Preguntas frecuentes.

Al llegar al Aeropuerto de La Habana

Al llegar al Aeropuerto Internacional “José Martí” de La Habana, deberá pasar el Control de Inmigración. Y, ya en el aeropuerto, se recomienda ir a la ventanilla de Cadeca (Casa de Cambio) y cambiar moneda (ver apartado de “Monedas”).

También hay mostradores para reserva de hoteles, alquiler de coches y de información turística.

No hay transporte público regular hasta el centro de La Habana, que se encuentra a 20 kilómetros, y se debe tomar un taxi. La tarifa, que siempre debe ser preguntada (negociada) por anticipado, es sobre los 25 CUC. El trayecto dura una media hora.

Tasas de salida

Desde mediados de 2015 las tasas de aeropuerto, a la salida del país, ya no se pagan en efectivo (eran 25 CUC), sino que están ya incluidas en el coste de los pasajes.

Vacunas y enfermedades

Para ir a Cuba no es necesaria ninguna vacuna.

Es importante llevar los medicamentos de tratamiento habitual para los días de permanencia. Además, un pequeño botiquín básico con antidiarreicos, laxantes, barra de amoniaco para picaduras de mosquito y otros.

Es imprescindible llevar –o comprar- crema de alta protección solar.

Sin crear ninguna alarma, en Cuba, a pesar de las constantes campañas de prevención y fumigación, siguen dándose casos de enfermedades transmitidas por el mosquito Aedes aegypti: el dengue, el zika y el chikungunya. Por ello, también es recomendable llevar y darse crema protectora antimosquitos.
Se recomienda beber siempre agua embotellada.

Uso horario y duración de vuelo

El uso horario de Cuba es el GMT - 05:00 y coincide con la Hora Standard del Este en los Estados Unidos. Cuba tiene la misma hora que Nueva York, Miami, Washington, toda la Costa Este de Estados Unidos y Canadá, Bogotá, Lima, Quito, Chetumal y Haití.

De Marzo a Octubre se adopta el Horario de Verano con el adelanto de una hora al horario normal.

En relación a España, son 6 horas menos. El cambio de hora se realiza en domingos de Marzo y de Octubre y, como no se produce el mismo día exacto que en Europa, durante varias semanas la diferencia puede ser de 5 horas Para comprobar hora en Cuba.

La duración del vuelo desde Madrid, por ejemplo, es de aproximadamente 10 h. a la ida y 7.45 a la vuelta.

Clima

El clima de Cuba es subtropical cálido y soleado, sin temperaturas extremas. La temperatura media anual es de 25º C, con 300 días de sol al año. En meses invernales de enero y febrero puede descender hasta los 15° C. En julio y agosto pueden elevarse a 32 º C y más.

Se distinguen 2 estaciones: la seca (más fresca), de noviembre a abril, y la de lluvia (más calurosa), de mayo a octubre, esta con una humedad intensa, entre el 75 y el 95%. Época “de lluvia” no significa que se den lluvias persistentes, sino posibles chubascos y tormentas de escasa duración, y no diarias.

Para ver pronóstico del tiempo: en el Instituto Cubano de Meteorología.

Huracanes

La temporada de ciclones en el Atlántico comienza oficialmente el 1 de junio y termina el 30 de noviembre, pero, de existir, los meses más probables son septiembre y octubre. En tal caso, al margen de las incomodidades, no hay nada que temer. El sistema de Defensa Civil de Cuba es el mejor de la región, reconocido como modélico por los organismos de Naciones Unidas. Es importante seguir sus recomendaciones, que son ampliamente difundidas por los medios de comunicación cubanos, así como por hoteles y agencias turísticas.

Vestuario

Se recomienda, casi todo el año, ropa cómoda y holgada. Vestidos de algodón. Camisetas (pullovers). Quizá, como precaución, algún jersey ligero, que puede ser útil en lugares con aire acondicionado como oficinas y autobuses (guaguas) y también en meses invernales.

Es importante saber que –aunque quedan ya pocos- algunos lugares (ciertos restaurantes, por ejemplo) tienen una normativa de protocolo, y no se permite entrar en pantalón corto o short (hombres o mujeres), camiseta de tirantes (hombres) o mallas licras (mujeres), por lo que puede ser buena idea llevar siempre en la mochila un pantalón largo ligero y una camisa.

Temporada Alta y Baja

La temporada alta es, aproximadamente, desde la última semana de noviembre hasta después de la Semana Santa, en abril. Además, desde el 22 de junio hasta fin de agosto completo. Los precios de vuelos, alojamiento y alquileres de automóviles son más altos. Y hay mayores problemas para encontrarlos, por lo que se recomienda contratarlos con mucha más anticipación.

La temporada baja es: pasada la Semana Santa de Abril hasta el 22 de junio. Y después septiembre y octubre. Bajan los precios en general, y se dispara el turismo nacional por las ofertas de las compañías turísticas a la población cubana.

Asistencia Sanitaria para turistas

Cuba cuenta con un sistema sanitario para personas extranjeras llamado Servimed, independiente del sistema nacional, con más de 40 centros sanitarios y farmacias, a partir del seguro médico contratado en origen. El teléfono de Servimed es 7 24 01 41.

Si se aloja en un hotel y desea asistencia sanitaria, la forma habitual de acceder al sistema sanitario es solicitar un médico al recepcionista o director. Los centros Servimed aceptan consultas sin cita previa.

Los hospitales cubanos, por supuesto, ofrecen tratamiento gratuito de urgencias también a personas no cubanas.

Electricidad

La corriente eléctrica en Cuba es de 110 voltios y los enchufes son para clavijas planas estrechas (importante, hay clavijas plana anchas que no son válidas), las llamadas de tipo “americano”.

Aunque ya en muchos hoteles disponen de voltaje 220 y de enchufe para patillas redondas (europeo), es importante: llevar un pequeño adaptador plástico de clavijas redondas a dichas clavijas planas estrechas; y comprobar si sus aparatos eléctricos tienen doble voltaje (220 / 110 V), hoy en día ya la mayoría, porque si no es así es necesario llevar un pequeño transformador.

Expresiones y cubanismos

Para comprender algunas expresiones, palabras y dichos del español hablado en Cuba, hay muchos trabajos en Internet, como estos:

http://www.planetacuba.com/vocabcubano.html

http://www.visitarcuba.org/idioma

https://jovencuba.com/2012/02/26/como-hablamos-los-cubanos/

http://www.todocuba.org/las-34-frases-expresiones-mas-populares-solo-saben-decir-los-cubanos/

http://www.kubaforen.de/t150474f11258-T-iacute-picas-frases-cubanas.html

Costumbres cubanas

También existen costumbres y hábitos de Cuba que son recogidos en algunos sitios como los siguientes:

https://www.cubanos.guru/8-costumbres-muy-cubanas/

https://www.absolutviajes.com/costumbres-de-la-comunidad-cubana/

https://www.cubanos.guru/10-costumbres-cubanas-no-todos-entienden/

http://divermex.com.mx/blog/5-costumbres-de-cuba/

Seguridad

Cuba es uno de los países más seguros de América Latina, con un muy bajo índice de delitos violentos. Hechos comunes en otros países de la región como secuestros, asaltos a mano armada, muertes ocasionadas por asaltos o robos, extorsión y narcotráfico a gran escala son casi inexistentes en la isla, así como el crimen organizado en general.

En términos generales se puede pasear por las ciudades y viajar por carretera en cualquier región de la isla y a cualquier hora del día o de la noche con seguridad.
Los asaltos son poco comunes pero, no obstante, de noche y en áreas alejadas del centro de las ciudades, sitios apartados o poco iluminados, se impone tener el cuidado que dicta la lógica y el sentido común.

Sí es necesario tener cuidado con posibles hurtos no violentos, en especial en zonas turísticas. Y se recomienda, en específico, vigilar las pertenencias en playas, piscinas, estaciones de transporte, etc.

Tomar fotos y video

Se pueden tomar fotos y video libremente en cualquier parte, con excepción de áreas militares señalizadas. No es recomendable, como en ningún otro país, fotografiar a la policía o sus instalaciones.

Si el trabajo gráfico no es turístico ni personal, sino para la prensa, es imprescindible haber sacado –siempre previamente- visa de prensa y obtener el correspondiente carnet. El Gobierno cubano es estricto en este sentido, dadas las continuas campañas de desinformación en los medios internacionales.

Conducción de automóviles

Aunque Cuba, a diferencia de otros países de la región, es un país con un completo sistema de carreteras, estas no son –evidentemente- las de Europa. Por ello, deberemos adaptar la conducción a sus condiciones de vialidad.

La señalización de vías y destinos es escasa y no hay posibilidad de conectar GPS vía Internet. Los GPS que no necesiten Internet funcionan, aunque su señal suele ser irregular.

Y hay numerosos “huecos” (socavones) en las carreteras, que pueden sorprender a quien conduce. Por ello, regla número uno: debe moderarse la velocidad.

Es recomendable no conducir de noche entre ciudades, ya que la iluminación es escasa, con el consiguiente riesgo de no percibir a ciclistas, ganado, vehículos averiados, etc.

Para conducir en Cuba no es necesario un “carnet internacional” (los 3 primeros meses), basta con tener en vigor el permiso de conducir nacional propio con una antigüedad de no menos de un año.

Es muy aconsejable llenar el depósito siempre antes de un viaje, ya que las estaciones de servicio suelen estar sólo en las ciudades principales. El precio del combustible es similar al de España.

También debe tomarse en consideración que, en caso de accidente grave con hipotéticas responsabilidades penales, las autoridades cubanas impiden la salida del país a las personas implicadas durante el largo proceso judicial.

Compra de tabacos y ron

Es muy habitual el ofrecimiento de tabacos por la calle. Se recomienda solo su compra en lugares oficiales, siempre en caja con sello y factura, para evitar tanto las falsificaciones (tabaco seco o picado) como problemas posteriores con la Aduana.

Sugerir que tabaco, ron, discos, ropa, cuadros y souvenirs pueden ser comprados en el propio aeropuerto de La Habana a la salida.

Se pueden sacar de Cuba sin pago de impuestos, dos botellas de ron o licor.

En relación al tabaco: hasta 20 unidades de tabaco torcido sueltas, sin necesidad de presentar ningún documento; hasta 50 unidades de tabaco torcido, con la condición de que estén contenidos en envases originales, cerrados, sellados y con el holograma oficial establecido, exigencias sin las cuales no se autoriza la exportación; y cantidad en exceso de 50 unidades de tabaco torcido, siempre que presente la factura de venta oficial expedida por la red de tiendas autorizadas, que necesariamente tienen que estar en envases originales, cerrados y sellados y con el holograma oficial.

Además, cuadros y bienes culturales (que no constituyan parte del patrimonio de la nación) deben llevar un certificado de exportación. Este es facilitado por los artistas al momento de la compra.

Propinas

La propina no es obligatoria en Cuba de forma general, como sí en algunos otros países de la zona, aunque es habitual en restaurantes, bares, etc. como agradecimiento al buen servicio.

Reiteramos que esto es “de forma general”, ya que sí existen algunos pocos establecimientos que han comenzado a incluir un porcentaje por “propina” en la propia factura.

Topless y nudismo

Ni topless ni nudismo son habituales en Cuba. Ni en playas ni en piscinas, y mucho menos en hoteles o restaurantes.

En relación al nudismo, aunque no existen playas oficialmente “nudistas”, es aceptado socialmente su práctica en algunos lugares turísticos, principalmente en algunas playas de Cayo Largo del Sur y de Cayo Santa María.

Según la revista Nudelot las zonas donde se practica nudismo son:

- Lado este del hotel Sol Pelícano
- Lado oeste del hotel Sol Cayo Largo
- Ambos lados del Hotel Barcelo (especialmente al este por sus kilómetros de playas vírgenes).
- Playa de Villa Lindamar
- Playas de Villa Soledad
- Playa Paraíso (ambos lados).
- Playa Punta Mal Tiempo
- Playas del Este (Playa Blanca, Los Cocos y Tortugas)

Mascotas

Se pueden llevar mascotas (perros, gatos) con su Certificado de Salud y de Vacunación emitido por la autoridad sanitaria de origen. En todo caso, la autorización la otorga en la frontera la autoridad médico-veterinaria de Cuba, que examinará el animal, su salud y su documentación.

Monedas

En Cuba hay 2 tipos de moneda: el CUC (peso convertible cubano, chavito) y el CUP (peso cubano, moneda nacional, MN).

El valor de un CUC es siempre un dólar. Y –en una tasa que sí puede fluctuar- aproximadamente unos 24 o 25 CUP.

En las Casas de Cambio (Cadecas) se pueden cambiar con total libertad de una a otra moneda, y a -o de- monedas extranjeras.

Es importante prestar atención a los precios marcados, porque en muchas ocasiones junto al precio no se indica si es CUP o CUC y, para más confusión -sea una u otra moneda- van acompañados del símbolo $, que también puede confundirse con el dólar –aunque en Cuba en ningún caso habrá precios en dólares-. Para saber, por tanto, si son CUC o CUP, no hay otra que aplicar la lógica del contexto.

El turista hará la mayor parte de sus pagos en CUC: en hoteles o casas particulares, restaurantes o paladares, taxis (oficiales o particulares), autocares interprovinciales, supermercados (shoppings), tiendas de souvenirs, etc., etc.

Pero también lo hará (en menos ocasiones) en CUP, moneda en que se pagan la mayoría de los salarios cubanos. Por ejemplo, al turista le servirá, por poner solo algunos ejemplos, para: comprar verduras o frutas en los “agromercados”; ir al cine; comprar refrescos, cafés y dulces caseros en puestos o viviendas autorizadas que, a lo largo de las calles, los ofertan; tomar autobuses urbanos (guaguas) o taxis comunitarios ruteros (almendrones); comprar libros (de librerías en CUP, ya que también hay en CUC); etc.

Es necesario decir que hoy, la población cubana emplea ambas monedas, por lo que el CUC no es una moneda solo “para personas extranjeras”.

En cualquier caso, debe saberse que ya en muchos establecimientos se puede pagar en cualquiera de las dos monedas, siempre al tipo de cambio correspondiente.

En ciertas instalaciones y zonas turísticas, también es posible pagar en divisas de origen (euro y otras), algo que estará indicado en dichos establecimientos.

Es importante saber que, en muchos centros y en muchas actividades del ámbito de la cultura (museos, teatros, ópera, ballet, conciertos…), como método de financiación de la cultura para la población cubana, el turismo paga su entrada en CUC y cubanas y cubanos en CUP. En la entrada de los locales están claramente especificados ambos precios, y se solicitará el pasaporte. Esta diferenciación es una medida justa que contribuye al acceso a la cultura para toda la población cubana.

Es importante saber que llevar dólares a Cuba no es conveniente, ya que tienen un gravamen del 10 % al cambio: medida del Gobierno cubano tomada en 2004 para atraer euros y otras divisas, debido al cerco financiero de EEUU a las cuentas cubanas en dólares. Desde Europa, por tanto, es conveniente llevar euros.
Una indicación tajante: no cambie dinero a nadie por la calle. En Cuba no existe, como en otros países, un “mercado negro” de moneda con un cambio que difiera en gran medida del cambio oficial. La diferencia es mínima por lo que, además de ser ilegal, en ningún caso merece la pena.

Para evitar picaresca (que le den CUP por CUC, es decir, 24 veces menos) es necesario saber que: los billetes CUP llevan impresas personas (héroes de la Patria) y los CUC edificios o monumentos emblemáticos, y además indica claramente en estos últimos que son pesos “convertibles”.

Las Casas de Cambio oficiales (Cadecas) son abundantes y totalmente fiables, aunque también hay otras dos opciones: cambiar dinero en un hotel  o en cualquier banco. Ambas tienen una comisión (más alta en el caso de los hoteles, y moderada, de 1 a 5 céntimos, en los bancos), pero pueden merecer la pena, sobre todo temporada alta en que en las Cadecas se forman importantes colas.

Al llegar al país, se recomienda cambiar en la propia Cadeca del aeropuerto una cantidad en CUC (moneda que más usaremos y que, inmediatamente, necesitaremos para pagar el taxi hasta la ciudad), pero también una pequeña cantidad en CUP para los usos arriba indicados. Exija en CUC billetes pequeños (1, 5, 10 y 20), porque los billetes de 100 son problemáticos a la hora de obtener cambio en taxis y pequeños servicios.

Importante: las Cadecas y bancos exigen presentar su pasaporte para cambiar dinero.

Ni el CUP ni el CUC (aunque este sea “convertible” es solo dentro del país) tienen valor fuera de Cuba, por lo que se recomienda planificar bien los cambios y pagos durante el viaje y no acumular para el último día un exceso de moneda cubana. En cualquier caso, el último día, en la Cadeca del aeropuerto, podrá cambiarla a su moneda de origen (euro, por ejemplo).

Ofrecimientos en la calle, jineterismo y otros fenómenos

 Como en tantos otros países, en las zonas más turísticas se nos acercarán personas para: ofrecer servicios de establecimientos privados (casas, paladares o restaurantes familiares); a vendernos productos (tabaco, ron), incluso en ocasiones drogas o servicios de “turismo sexual”; o, sencillamente, a pedirnos dinero (o medicinas, ropa, etc.).

Es necesario separar estas tres categorías.

Uno. Quienes nos ofrecen servicios de alquiler de casas particulares o paladares, por lo general, están realizando una actividad autorizada, y con toda libertad aceptaremos o no sus servicios en función de nuestras necesidades.

Dos. El tabaco, ron y otros productos ofrecidos por la calle, en la mayoría de las ocasiones, procede del robo al Estado, y no tiene la menor garantía de autenticidad. Los timos son constantes (tabaco en mal estado, botellas rellenadas con ron de peor calidad, falsificación de etiquetas, etc.). Recomendamos un no rotundo a estos ofrecimientos.

Tres. También un rotundo no a quienes nos piden dinero. Por lo general son profesionales de la apariencia, que obtienen ingresos por esta vía muy superiores a los de miles de profesionales del país, y que inventarán historias lacrimógenas para llegar a nuestro corazón. Con toda garantía, mentirosos profesionales.

Días festivos

1ro. de Enero: Día de la Liberación (Triunfo de la Revolución cubana sobre la dictadura de Fulgencio Batista, en 1959)

1ro. de Mayo: Día del Trabajo

26 de Julio: Día de la Rebeldía Nacional, junto con el 25 y 27 del propio mes.

10 de Octubre: Aniversario del inicio de las Guerras de Independencia en 1868.

25 de Diciembre: Navidad.

Otras conmemoraciones que no son días feriados

28 de Enero: Nacimiento de José Martí, Héroe Nacional de Cuba, en 1853

24 de Febrero: Aniversario del reinicio de la Guerra de Independencia, en 1895

8 de Marzo: Día Internacional de la Mujer

13 de Marzo: Aniversario del ataque al Palacio Presidencial de La Habana, por un grupo de jóvenes revolucionarios que pretendieron ajusticiar al tirano Fulgencio Batista, en 1957

19 de Abril: Aniversario de la derrota de mercenarios invasores apoyados por la CIA en Playa Girón (Bahía de Cochinos), en 1961

30 de Julio: Día de los Mártires de la Revolución

13 de Agosto: Natalicio del Comandante Fidel Castro

8 de Octubre: Aniversario de la muerte del Comandante Ernesto Che Guevara, en 1967

10 de Octubre: inicio de la Guerra de Independencia de Cuba en 1868 y liberación de los esclavos

28 de Octubre: Aniversario de la muerte del Comandante Camilo Cienfuegos, en 195927 de Noviembre: Conmemoración del fusilamiento de ocho estudiantes de Medicina, por el gobierno colonial español, en 1871

7 de Diciembre: Aniversario de la muerte en combate de Antonio Maceo en 1896, figura relevante de las Guerras de Independencia contra el colonialismo español.
También se celebran los carnavales, los más conocidos son los de Santiago de Cuba, que se celebran entre el 22 y 27 de julio (aproximadamente).

Donar medicamentos, ropa y otros materiales

La población cubana no sufre ya la situación de penuria material y escasez generalizada de los años 90, cuando era muy habitual donar ropa, medicamentos o material escolar en las visitas al país.

Esto no significa que no existan aún claras estrecheces y necesidades materiales no satisfechas con los ingresos medios de las familias.

En el caso de los medicamentos, la industria farmacéutica cubana abastece con regularidad los medicamentos necesarios a las farmacias, y garantiza el acceso  universal a la población. Ahora, es posible que, haya medicinas concretas “en falta” en el país, en gran medida por los efectos del bloqueo de EEUU. Pero –remarcamos- son compuestos muy concretos y en cierta época. Llevar medicamentos de forma general no soluciona este problema. Además, es necesario señalar que algunos medicamentos en otros países se venden en un gramaje superior al recetado en Cuba, alimentando de esta manera no solo malas praxis de automedicación, sino incluso de sobredosis.

Por supuesto, sí recomendamos el apoyo con un medicamento específico que, en un determinado momento, puedan escasear en el país.

De igual modo, en relación al material escolar, decir que, hoy, todos los niños y niñas del país, en edad escolar, reciben sus materiales junto con los libros al inicio del curso, asignados por el Ministerio de Educación. Superada la situación crítica de los años 90, el país no demanda ya donaciones a centros escolares.

En cualquier caso, lo más correcto es que se ponga en contacto, en su localidad, con las asociaciones que trabajen la solidaridad con Cuba, que puedan explicarle la mejor forma de realizar donaciones. Cuba tiene un protocolo de recepción a través de los ministerios competentes para que los materiales donados sean asignados siguiendo principios de transparencia.

Llamadas telefónicas

No aconsejamos, hoy por hoy, el uso directo de su teléfono móvil en Cuba, por las elevadas tarifas que existen. Sí puede utilizarlo, si tiene cobertura 3G y es compatible al estándar WCDMA en la frecuencia de 900 Mhz, lo que prácticamente tienen todos los teléfonos. Para ello ETECSA (Empresa de Telecomunicaciones de Cuba S.A.), única compañía telefónica, le ofrece el servicio pero, reiteramos, la tarifa es alta.

Lo más aconsejable es contratar una línea cubana para utilizarla los días que esté en la Isla, mediante un contrato personal con ETECSA, que le rentará la línea por 3 CUC el día, más el costo de las llamadas.

Más económico aún es, para llamar a teléfonos fijos, comprar –también en ETECSA- “una tarjeta propia” (en moneda nacional, CUP) y marcar desde cualquier cabina o teléfono fijo.

Para comunicarse con el exterior, los programas más populares de chateo y videoconferencia son WhatsApp y Messenger (Facebook). IMO -muy popular hace unos años- ahora es minoritario. En el caso del IMO, es necesaria una pequeña previsión: debe descargarlo en su móvil, preferentemente antes de viajar a Cuba, y también lo debe descargar la persona con quien vaya a hablar. En Cuba lo debe usar en las zonas wifi (leer abajo).

Internet

Se puede conectar a Internet a través de las salas de navegación y los espacios públicos Wifi (ver http://www.etecsa.cu/internet_conectividad/areas_wifi/) Al pasear, se dará cuenta dónde están los puntos porque verá mucha gente concentrada con teléfonos y tablets.

Para conectarse en estos puntos necesita comprar una tarjeta con claves, que puede comprar en oficinas de ETECSA o agentes autorizados (precio 2019: 1 CUC/hora). En los parques wifi le van a ofrecer el servicio “connect five” para conectan varios teléfonos a una sola conexión. No está reglamentado y, además, la conexión será más lenta, por lo que, en relación al ahorro, no compensa. Sí puede ser solución si no ha conseguido comprar la tarjeta.

Tarjetas bancarias

Se puede sacar dinero, mediante tarjeta de débito o de crédito, en cualquier cajero, banco y Cadeca. En los últimos años han sido instalados numerosos cajeros automáticos, principalmente en la capital. En poblaciones rurales, es posible que no haya cajeros, pero sí oficinas bancarias y Cadecas.

En los bancos, por lo general, la espera es menor que en las Cadecas.

En relación al pago con tarjeta, hay que decir que son pocos los establecimientos que lo aceptan. Sí las compañías más grandes, como hoteles, agencias de viaje o compañías aéreas, eso sí, con un importante sobrecargo.

Se pueden usar todo tipo de tarjetas, incluidas las Visa y Mastercard, pero -debido al bloqueo financiero de EEUU- deben ser emitidas por bancos no estadounidenses, a excepción del Stonegate Bank y el Banco Popular de Puer­to Rico, autorizados excepcionalmente por la Casa Blanca en 2016.