Visitar Cuba con otros ojos

Transportes en Cuba

Aplicaciones de teléfono móvil

  • Habana Trans: app. cubana para Android a descargar en el sitio web Cubapk. Ofrece información de los medios de transporte en La Habana: ómnibus, carros de alquiler, trenes y demás. Funciona offline, sin necesidad de Wifi. Disponible en Cubapk y Apkpure.
  • Maps.Me: para similares uso, no es cubana. Para bajarla pinchar aquí. Para Android, iPhone y otros, permite descargar mapas de Cuba (y del mundo) para usarlos más tarde cuando no tengas Internet. Disponible en App Store y Google Play.
  • Además, recomendamos algunas de estas sugencias: "Diez aplicaciones imprescindibles si viajas a Cuba".

Dentro de la ciudad, principalmente La Habana:

  • Los autobuses urbanos (guaguas) unen todos los puntos de la capital y son muy baratos (40 centavos de CUP, si no tiene exacto debe dejar un peso CUP). Pero, a pesar de ciertos avances recientes, su situación dista mucho de ser óptima. Tres son los problemas que, en una estancia corta en la Isla, pueden hacer recomendable la búsqueda de otras alternativas: el déficit de unidades, que obliga a tiempos largos de espera, el hacinamiento en los vehículos y la inexistencia de un sistema visible de información de las rutas, que obliga al viajero a preguntar.
  • El llamado Transporte Cooperativo (minibuses pertenecientes a una empresa cooperativa autorizada por el Estado), algo más caro (5 CUP) pero más cómodo: son guaguas nuevas con aire acondicionado y las personas solo pueden ir sentadas. Tiene también paradas establecidas, pero no cubren toda la ciudad. Eso sí, sus rutas recorren las zonas céntricas de la capital. Para la ruta también es necesario preguntar.
  • Ruteros privados (llamados “almendrones” o “máquinas”): son autos americanos de los años 40 y 50, amplios, con licencia privada, que cubren una ruta fija por las arterias principales de la capital. No tienen paradas, sino que es la persona usuaria la que debe levantar la mano para que paren. Deben entonces indicar al conductor el destino, para comprobar que está dentro de su ruta, y avisarle de nuevo en el momento en que quiera que le baje. Cuestan entre 10 y 20 CUP (variable) según el trayecto. Son posiblemente el transporte más abundante.
  • Taxis ruteros cooperativos: son competencia a las anteriores “máquinas”, con una nueva flota de taxis, pertenecientes a una empresa cooperativa autorizada por el Estado, y algo más económicos (entre 5 y 15 CUP según ruta), aunque menos abundantes. Son turismos y furgones, nuevos, con ruta fija también por las arterias principales.
  • Taxis estatales. Hay de varios tipos. Los de color amarillo-negro son exclusivamente para la población cubana, y no pueden ser contratados. Los que pueden ser contratados son blancos o amarillos, el precio es en CUC y deben tener taxímetro.
  • Taxis privados. Hay también taxis con licencia privada, cuya tarifa (en CUC) se pregunta y se negocia antes de la carrera. En caso de duda, mirar la chapa o matrícula: si comienza por B, es del Estado, por P si es particular.
  • Cocotaxi. Son triciclos motorizados de forma esférica para trayectos muy cortos y en zonas céntricas. Son más un capricho turístico que una necesidad y son caros. Su precio (CUC) se pregunta y negocia previamente.
  • Bicitaxi. Como los anteriores, pero sin motor, funcionan con pedales y tienen: bien un asiento doble trasero, bien un solo asiento junto al conductor. El precio negociable en CUC o CUP. También son comunes en localidades rurales y llanos.
  • Mototaxi. Como los anteriores, pero con un pequeño motor. Muy habitual en Santiago de Cuba, ciudad con muchas lomas (cuestas). Precio negociable, en CUC o CUP.
  • Coches de caballos. Salvo en La Habana, está muy extendido su uso en casi todas las ciudades del país como transporte colectivo habitual. Se paga tarifa fija en CUP.

Transporte entre ciudades

  • Avión. Dentro de la Isla vuela la compañía estatal Cubana de Aviación, con vuelos entre todas las provincias y principales destinos turísticos, como los cayos. Es necesario sacar los boletos con anticipación, bien por Internet o en las oficinas de Cubana, sobre todo en temporada alta. Es necesario saber que en los últimos tiempos hay problemas periódicos con los vuelos nacionales (retrasos, cancelación de vuelos), debido a la escasez de aviones.
  • Autocares Víazul. Son autocares en CUC que unen todas las provincias del país. Pueden contratarse por Internet, en agencias de viajes y en las propias oficinas de Viazul (por ejemplo, en La Habana se encuentran en Avenida 26 y Zoológico, en Nuevo Vedado, junto al zoo). Se recomienda contratar con antelación, especialmente en temporada alta. La temperatura del aire acondicionado suele ser muy baja, por lo que se recomienda llevar alguna prenda que nos cubra. Es importante no confundir estos autocares Víazul (donde viajan nacionales y extranjeros pero en CUC) con los autocares de compañía Astro, exclusivos para la población nacional y de pago en CUP. Para más información visita el sitio web y guía de horarios bus Víazul.
  • Camiones. Se puede viajar en camiones con licencia privada (bien particulares o en cooperativa) entre provincias, incluso de punta a punta del país. Las condiciones (comodidad, amplitud) son muy variables. Es un transporte económico (en CUP). Suelen salir de las terminales de ómnibus de cada ciudad, y no admiten reserva, se contratan in situ.
  • Tren. Existen vagones de varias clases, incluidos varios que incluyen cafetería y aire acondicionado (estos son en CUC). Se deben mirar los horarios en las estaciones.
  • Alquiler de autos. Hay agencias de alquiler dentro de los propios hoteles. Se recomienda contratarlo en origen con mucha anticipación, principalmente en temporada alta. Las tarifas de alquiler en Cuba son relativamente caras. Tras la firma del contrato de alquiler se recomienda una comprobación rápida del vehículo, incluyendo la existencia de gato, rueda de repuesto, etc. Y prudencia en la conducción (ver apartado “Conducción de automóviles”).
  • Taxis privados (de ruta larga). En las terminales de ómnibus de las ciudades hay taxis con licencia privada con los que se negocia una tarifa para un recorrido largo entre ciudades o provincial, en CUC.
  • Por último, recordar que en los polos turísticos las agencias ofrecen transportes específicos a otros lugares del país.

Para viajar por Cuba en bicicleta

Cuba es un buen país para ser recorrido en bicicleta, salvando el hándicap de la temperatura: ofrece seguridad, largos tramos llanos, un ambiente tranquilo y un pueblo muy hospitalario con la persona que viaja.
Esta son algunas recomendaciones:

  • Para trasladar la bicicleta en el avión, es muy importante conseguir una caja de cartón específica para la bicicleta, que –por lo general- en las tiendas de bicis no tiene problema en regalarlas.
  • Hay varias formas de desmontar la bicicleta para que entre en la caja, pero la más sencilla es quitando la rueda delantera, los dos pedales, el sillín y girar el manillar.
  • Es muy recomendable unir todos estos elementos a la bicicleta con bridas y si se prefiere utilizar gomaespuma para no dañar nada. Además de la bicicleta, se pueden aprovechar los huecos que quedan para meter el casco, las zapatillas etc. siempre que no sobrepasen de los 25kg.
  • Cada aerolínea tiene una política. Hay algunas que aceptan la bicicleta como segunda maleta (gratuita) y otras cobran 5 dólares por kilogramo. Lo más seguro es consultar previamente con la aerolínea.
  • Aunque en Cuba puedan encontrarse, lo más recomendable es llevar todo aquello que de antemano sabemos que vamos a necesitar, para no perder tiempo: parches para las válvulas, válvulas de repuesto, herramientas, aceite para la cadena, pastillas potabilizadoras, medicinas, crema solar...
  • En la ruta es esencial llevar mucha agua, llenando botellas en tiendas o en casas particulares, ya que la gente suele ser muy amable. Y comer cada 2 o 3 horas para no perder fuerzas.
  • Es necesario darse mucha crema y no exponer la piel al sol: taparse, por ejemplo, con camisetas de manga larga fina, viseras, etc.  

Hay numerosos foros y blogs de cicloturismo, como Wikiloc, Rodadas y Strava, donde se proponen numerosos itinerarios. Desde este espacio sugerimos uno completo, que abarca toda la Isla: comenzar en La Habana e ir por la costa hacia Oriente, hasta Baracoa. Ir a Santiago de Cuba y seguir por el Parque Nacional del Turquino. Viajar entonces a Sancti Spíritus desde el interior, y de allí llegar a Trinidad. Conocer Santa Clara, Cienfuegos y la Bahía de Cochinos (Playa Girón). Pasar de nuevo por La Habana y terminar el viaje en Viñales, en el Proyecto sociocultural “Ventana Al Valle”.