Noel Manzanares Blanco – Cubainformación.- Un juicio en retrospectiva y perspectiva a partir de sus “Palabras a los Intelectuales”, advierte sobre la responsabilidad de obrar para el Bien de la Humanidad


El repaso del discurso pronunciado por Fidel en base a las reuniones que sostuvo con escritores y artistas cubanos en la Biblioteca Nacional José Martí los días 16, 23 y 30 de Junio de 1961 para abordar asuntos afines, me sirve de pretexto para compartir algunas ideas que he construido al calor del papel que les corresponden a personas cuya ocupación profesional está relacionada con esos intelectuales y otros/as vinculados a las Ciencias —particularmente a las Sociales.

El discurso en cuestión conocido como “Palabras a los Intelectuales”, se concretó el último día de los señalados (1). Los planteamientos que contiene, han provocado diversas interpretaciones más-menos ajustadas a su contexto y matices acompañantes. En el plano personal, encuentro tino/invito a leer “Quince notas sencillas sobre Palabras a los intelectuales” firmado por Luis Toledo Sande casi una década atrás (2) —lance que me libera de entrar en pormenores acerca de dichas Palabras.

No obstante, es oportuno insistir en determinados postulados expuestos por Fidel en aquella ocasión porque están conectados específicamente con sus razonamientos expresados el 15 de Enero de 1960 ante una representación de la comunidad científica cubana (3), con su alerta en el VI Congreso de los CDR el 28 de Septiembre de 2003 (4) y con su intercambio con invitados/as internacionales a la XX Feria del Libro de La Habana, acompañado por personalidades del patio, que trascendió el 15 de Febrero de 2011 (5).

Remarco que fruto de las referidas reuniones de 1961, Fidel dilucidó:

“Permítanme decirles en primer lugar que la Revolución defiende la libertad”. “Si a los revolucionarios nos preguntan qué es lo que más nos importa, nosotros diremos: el pueblo”. “La Revolución no puede renunciar a que todos los hombres y mujeres honestos, sean o no escritores o artistas, marchen junto a ella […]. La Revolución solo debe renunciar a aquellos que sean incorregiblemente reaccionarios, que sean incorregiblemente contrarrevolucionarios”.

“[La Revolución] debe actuar de manera que todo ese sector de los artistas y de los intelectuales que no sean genuinamente revolucionarios, encuentren que dentro de la Revolución tienen un campo para trabajar y para crear; y que su espíritu creador, aun cuando no sean escritores o artistas revolucionarios, tiene oportunidad y tiene libertad para expresarse”. “Esto significa que dentro de la Revolución, todo; contra la Revolución, nada. Contra la Revolución nada, porque la Revolución tiene también sus derechos; y el primer derecho de la Revolución es el derecho a existir […]”.

Previamente, en el encuentro con sujetos de Ciencia en 1960, Fidel sentenció:

“Hoy, en la patria nueva, en la patria verdaderamente libre, los científicos, los investigadores, tienen todas las oportunidades, sobre todo, la gran oportunidad de que cada una de las cosas que realicen, cada uno de los esfuerzos que hagan, van a beneficiar directamente a su pueblo y a su patria.  Hoy tienen la satisfacción de saber que hay un gobierno revolucionario que busca la verdad, que necesita de los científicos, que necesita de los investigadores […]”.

“El futuro de nuestra patria tiene que ser necesariamente un futuro de hombres de ciencia, tiene que ser un futuro de hombres de pensamiento, porque precisamente es lo que más estamos sembrando; lo que más estamos sembrando son oportunidades a la inteligencia […]”. “Cuba necesita mucho de los hombres de pensamiento, sobre todo de los hombres de pensamiento claro, no solo hombres que hayan acumulado conocimientos; hombres que pongan sus conocimientos del lado del bien, del lado de la justicia, del lado de la patria […]”.

Es decir que cuando Fidel les habló a representantes del sector artístico y literario su pensamiento estaba acompañado de la necesidad de que hombres y mujeres intelectuales tanto en la Ciencia como en la Cultura fueran ciudadanos/as que, al tiempo que se desarrollaran profesionalmente, colocaran sus mejores energías “del lado del bien, del lado de la justicia, del lado de la patria” y más allá de nuestras fronteras con el apotegma martiano según el cual “Patria es humanidad”.

Posteriormente, nuestro Comandante en Jefe augura en el 2003:

“[…] Este país vivirá, fundamentalmente, de sus producciones intelectuales, aunque no vivirá exclusivamente de eso; vivirá en grado creciente de las producciones intelectuales, de su ciencia, del desarrollo de sus servicios y productos médicos, de sus conocimientos, porque si antes mencionábamos decenas de miles de médicos y especialistas, hoy podemos hablar de un futuro próximo con decenas de miles de médicos con títulos científicos. Serán másteres y doctores en medicina, y quisiéramos saber quién podrá competir con ellos”.

Esta percepción de Fidel —realidad creciente para regocijo de nuestro pueblo—, en la actualidad encuentra resonancia en predios cubanos y en la Solidaridad que practicamos (6, 7). Con sobrados fundamentos el Contingente Internacional Henry Reeve de la Mayor de las Antillas (8) está propuesto para el Premio Nobel de la Paz (9), a contrapelo de tantos desatinos/injurias de legisladores yanquis (10).

Y ocho años después, Fidel explica:

“Los intelectuales pueden quizás prestar un enorme servicio a la humanidad. No se trataría de salvarla en términos de milenios, tal vez ni siquiera en términos de siglos.  El problema es que nuestra especie se encuentra ante problemas nuevos, y no aprendió siquiera a sobrevivir.

“Si logramos que los intelectuales comprendan el riesgo que estamos viviendo en este momento, en que la respuesta no se puede posponer, tal vez logren persuadir a las criaturas más autosuficientes e incapaces que han existido nunca: nosotros, los políticos” —expresión asumida en su contexto.

“Pensadores eminentes ven con claridad que el sistema capitalista desarrollado marcha hacia un desastre inevitable […] Ahora no se trata de la inevitabilidad del cambio de la sociedad, sino del derecho de la especie a una vida diferente por la cual no hemos dejado de luchar”.

No por casualidad inspirado en esta apreciación escribí para Kaos en la Red —en una perspectiva concatenada: “Fidel Castro y la intelectualidad revolucionaria/ Urge denunciar las desgracias causadas por el Capitalismo, amplificar las luchas de los pueblos y develar las ignominias contra Cuba y allende sus mares. 'La Humanidad hay que empezar a salvarla ya'” (11).

He aquí el entramado que me conduce a considerar que las ideas fidelista anteriormente hilvanadas constituyen una brújula para los días que corren valoradas especialmente desde el quehacer de las Ciencias Sociales tanto para la transformación del mundo (12) como para perfeccionar el proceso revolucionario cubano a la luz de los Magisterios de Graziella Pogolotti Jacobson (13) y Fernando Martínez Heredia (14), y en correspondencia con un trabajo mancomunado de Miguel Díaz-Canel Bermúdez y Jorge Núñez Jover, Presidentes de la República de Cuba y de la Cátedra Ciencia, Tecnología y Sociedad de la Universidad de La Habana, respectivamente.

Me explico, grosso modo.

Toda vez que en mis trabajos “La Covid-19: a examen calidad de los Gobiernos” (15), “La Covid-19: ¿golpe de gracia al Capitalismo?” (16), “Covid-19: ¿adiós a las recetas neoliberales?” (17) y “Fidel Castro ante la Covid-19” (18) y “Fidel Castro: desde Cuba, para el Mundo” (19) consta una visión acerca de la necesidad de ir dejando atrás el predominio de los interés burgueses en medio de la pandemia que azota al mundo, me enfoco en la dinámica interna de Cuba para concretar mi ángulo de mira en este orden de reflexión.

Con la Maestra Pogolotti, significo:

“[…] El momento exige centrar el análisis en la problematización de la realidad que nos concierne, estimular el espíritu crítico en el pensamiento colectivo, esquivar la tendencia a traducir lo complejo en esquemas simplistas, desempolvar la dialéctica para detectar la interdependencia entre factores objetivos y subjetivos.

“Asumir la realidad con todas sus aristas es empeño arduo. Se fundamenta en un optimismo esencial que reside en la confianza en el mejoramiento humano, en nuestra capacidad intrínseca de franquear los obstáculos que impone la vida” (20).

Con el Maestro Martínez Heredia, hemos de hacer tangible:

“[…] Poseemos una inmensa cultura de liberación acumulada y podemos apelar a instrumentos idóneos para construir y crear: el control de los trabajadores y el pueblo sobre los procesos sociales y las decisiones fundamentales, la entrega real de los esfuerzos y capacidades de cada uno y la ley por sobre todos”.

“[…] que la cultura cubana utilice su maravilloso desarrollo para alimentar bien a todas las personas de Cuba, y fortalecer así los espíritus y las subjetividades que serán decisivos para vencer los desafíos y crear las nuevas realidades tangibles, y que la política que nos guíe sea una cultura para la liberación” (21).

Con nuestro Presidente Díaz-Canel y el Catedrático Núñez Jover, podemos/debemos aprender/aprehender un referente conclusivo:

“La experiencia de enfrentamiento a la COVID-19 confirma las grandes oportunidades [y fortalezas] que ofrece la colaboración estrecha e interactiva entre los científicos y el Gobierno”. “Se corrobora la pertinencia de considerar la innovación, la informatización y la comunicación social como pilares en la gestión del Gobierno cubano”. “En ese esfuerzo, el asesoramiento científico, el protagonismo del conocimiento experto, es clave, y las experiencias que en este artículo se comentan constituyen un fundamento importante” (22).

Al respecto, acoto que el intercambio entre nuestro Gobierno e intelectuales de la Ciencia y la Cultura tiene hitos importantes. Ahí están encuentros con representantes de la UNEAC y del magisterio cubano —por solo mencionar algunos— en el marco de las actividades que sistematiza el Compañero Díaz-Canel en aras de la construcción de la continuidad de nuestra obra liberadora que, sin embargo, requiere más y más acompañamiento de directivos y trabajadores/as (23).

Si el Jefe de Estado en Cuba evidencia un comportamiento que cada vez más se nutre del quehacer de mujeres y hombres de la Ciencia y la Cultura para elevar a planos supriores nuestro Socialismo, entonces pregunto a modo de exhortación a pensar en función de transformar mejor la práctica revolucionaria:

¿Será que nuestros Dirigentes como regla mantienen contactos sistemáticos con expertos, particularmente de las variadas Ciencias Sociales, que les pueden proporcionar una manera de perfeccionar el radio de acción en el que se desenvuelven? ¿Acaso es un dato menor tener en cuenta que la burguesía paga a los denominados “Tanques pensantes” para optimizar sus ganancias materiales y espirituales? ¿Cómo no siempre aprovechar la disposición demostrada de los profesionales formados por nuestra Revolución para contribuir en todo lo que esté a sus respectivos alcances, más en la actualidad: “Ya no queda hueco en el cinto que aprietan alrededor de Cuba” (24)?

Concluyo: un juicio en retrospectiva y perspectiva a partir de las “Palabras a los Intelectuales” relacionadas con otras intervenciones de nuestro Líder Histórico, advierte que la responsabilidad de mujeres y hombres desarrollados en los sectores de la Cultura y la Ciencia al calor de la Revolución Cubana es obrar para el Bien de la Humanidad en el patio y otras latitudes, razón que justifica la necesidad de un pensamiento cada vez más proactivo en ese sentido. Así hemos de asumir la conexión que consta en el título de este post en aras de alimentar la práctica cotidiana de acuerdo con el legado del Fidel que Vivirá por Siempre (25). ¡Amén!

Nota: El autor es Presidente de la Cátedra Honorífica de Estudio del Pensamiento y Obra de Fidel Castro Ruz en la Universidad de Camagüey Ignacio Agramonte Loynaz, Cuba.

Referencias:

1.-  http://www.cuba.cu/gobierno/discursos/1961/esp/f300661e.html.

2.- https://rebelion.org/quince-notas-sencillas-sobre-palabras-a-los-intelectuales/.

3.- http://www.cuba.cu/gobierno/discursos/1960/esp/f150160e.html.

4.- http://www.cuba.cu/gobierno/discursos/2003/esp/f280903e.html.

5.- http://www.cubadebate.cu/fidel-castro-ruz/2011/02/15/la-humanidad-hay-que-empezar-a-salvarla-ya/.

6.- https://cubainformacion.tv/la-columna/20200320/85152/85152-cuba-su-solidaridad-sentido-de-la-vida.

7.- https://cubainformacion.tv/la-columna/20200323/85189/85189-cuba-su-solidaridad-sentido-de-la-vida-2.

8.- http://www.fidelcastro.cu/es/internacionalismo/mision-henry-reeve.

9.- http://www.cubadebate.cu/noticias/2020/06/13/mas-de-un-centenar-de-organizaciones-apoyan-entrega-del-nobel-de-la-paz-a-medicos-cubanos/#.XvqAsrTlQW4.

10.- https://www.rickscott.senate.gov/los-senadores-rick-scott-ted-cruz-y-marco-rubio-presentan-legislacion-para-detener-el-flujo-de.

11.- http://www.fidelcastro.cu/es/articulos/fidel-castro-y-la-intelectualidad-revolucionaria.

12.- http://lists.kaosenlared.net/america-latina/item/76695-en-el-mundo-urge-otra-estructura.html?tmpl=component&print=1.

13.- https://www.ecured.cu/Graziella_Pogolotti.

14.- https://www.ecured.cu/Fernando_Mart%C3%ADnez_Heredia.

15.- https://www.cubainformacion.tv/la-columna/20200330/85302/85302-la-covid-19-a-examen-calidad-de-los-gobiernos.

16.- https://www.cubainformacion.tv/la-columna/20200417/85679/85679-la-covid-19-golpe-de-gracia-al-capitalismo.

17.- https://www.cubainformacion.tv/la-columna/20200617/86679/86679-covid-19-adios-a-las-recetas-neoliberales.

18.- https://cubainformacion.tv/la-columna/20200404/85394/85394-fidel-castro-ante-la-covid-19.

19.- https://www.cubainformacion.tv/la-columna/20200610/86586/86586-fidel-castro-desde-cuba-para-el-mundo.

20.- http://www.cubadebate.cu/opinion/2020/01/05/problematizar-la-realidad/#.XhRxVk-N6Uk.

21.- http://www.atilioboron.com.ar/2011/02/actualidad-del-pensamiento-del-che.html.

22.- http://www.cubadebate.cu/noticias/2020/06/14/presidente-cubano-publica-articulo-junto-a-reconocido-cientifico-sobre-gestion-gubernamental-y-la-ciencia-frente-a-la-covid-19-articulo/#.Xueh5_x7kb0.

23.- http://www.cubadebate.cu/opinion/2015/11/20/el-reto-de-las-ciencias-sociales-en-la-cuba-de-hoy/.

24.- http://www.granma.cu/cuba-covid-19/2020-06-09/ustedes-han-mostrado-al-mundo-una-verdad-que-los-enemigos-de-cuba-han-pretendido-silenciar-o-tergiversar-la-fortaleza-de-la-medicina-cubana-09-06-2020-01-06-44.

25.- http://cubainformacion.tv/index.php/la-columna/249-noel-manzanares-blanco/72004-ifidel-vivira-por-siempre.

La Columna
Noel Manzanares Blanco – Cubainformación.- Sus ascendentes frutos artísticos en los últimos años devienen de lo más representativo de nuestras Cultura y Patriotismo...
Noel Manzanares Blanco – Cubainformación.- El hombre del Palacio de Carondelet denigra al fundador de WikiLeaks y se rinde ante el jefe de la Casa “Oscura”...
Noel Manzanares Blanco – Cubainformación.- Deberes: facilitar la lectura a los pobres de tiempo, de voluntad o de dinero; desobedecer los apetitos del bien personal y atender imparcialmente al bien público...
Lo último
La Columna
La Revista